Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ayuda española contra el narcotráfico

Colombia obtuvo ayer una doble respuesta satisfactoria a la petición de ayuda que formuló a España para luchar contra el narcotráfico y paliar las consecuencias que la campaña desencadenada por el presidente Virgilio Barco tendrá sobre la economía colombiana, según informaron fuentes diplomáticas. La respuesta española fue dada por el ministro de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez, que ayer se entrevistó en el aeropuerto de Barajas con su homólogo colombiano, Julio Londoño, y el titular colombiano de Desarrollo Económico, Carlos Arturo Marulanda Ramírez.El jefe de la diplomacia española afirmó la "voluntad de cooperar en la lucha contra el narcotráfico", pero rehusó dar detalles de la colaboración "por razones de discreción".

Además de España, Alemania Federal e Italia son los países europeos más predispuestos a brindar asistencia a Bogotá, pero, a diferencia de Estados Unidos, evitan dar publicidad a su actuación porque temen represalias sobre sus ciudadanos e intereses económicos en Colombia. La primera ministra británica, Margaret Thatcher, se mostró también dispuesta ayer a respaldar a Barco en un mensaje que le hizo llegar.

Londoño, que entregó a Fernández Ordoñez una carta de Barco para Felipe González, dedicó gran parte de los 50 minutos de la entrevista a explicar las medidas tomadas por el Gobierno colombiano contra un narcotráfico que vinculó con el terrorismo internacional, pero sin mencionar a ETA. Insistió en que 1a lucha no puede ser llevada a cabo por un solo país ( ... ), sino que debe ser universal", es decir que los países donde se consume la droga deben participar en ella.

Junto con su anfitrión español, Londoño hizo una breve declaración a la Prensa en la que recalcó que la solidaridad" de¡ hemisferio norte debía también tener una vertiente comercial porque el narcotráfico proporciona a Colombia grandes recursos de los que ahora va a privarse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de septiembre de 1989