El 50 % de las subvenciones culturales del Gobierno vasco se destina a Euskal Telebista

La promoción del 'euskera' y el deporte son las prioridades de la Administración

Casi la mitad de las inversiones que el Departamento de Cultura del Gobierno vasco prevé realizar este año (13.400 millones de pesetas) irá destinada al mantenimiento de la televisión vasca (Euskal Telebista). La promoción del euskera y el deporte son las prioridades de la Administración, que pretende consolidar la producción propia y los festivales de categoría. El plan presupuestario se renueva anualmente, aunque el Gobierno vasco ya está realizando cálculos para subvencionar proyectos cuyo estreno -en 1991- coincidirá con el final de la legislatura.

Más información

De los 13.400 millones de pesetas que tiene asignados el Departamento de Cultura del Gobierno vasco para el presente ejercicio, casi la mitad (6.650 millones) va destinada a los dos canales de la televisión vasca. Un ente público que no ha lo grado superar el 25% de audiencia y que, ante la inminente aparición de los canales privados de televisión, deberá reorientar su presupuesto. De momento, su director general, Josu Ortuondo, ha solicitado públicamente un aumento de recursos económicos para afrontar el reto de la futura competencia con las televisiones privadas. El Gobierno vasco tiene, en materia de cultura, escasos re cursos económicos debido a que, en numerosas áreas de producción cultural, como la construcción de teatros, museos o instalaciones deportivas, las diputaciones forales y los ayuntamientos cargan, en calidad de titulares de esas competencias, con casi todos los gastos.

La orquesta y el 'ballet'

Después de ETB, los programas de promoción del euskera y el deporte son las actividades más subvencionadas por la Administración. La promoción de la Orquesta de Euskadi y del Ballet aparece en el cuarto lugar de las preferencias oficiales, con un plan presupuestario de 400 millones. Luego, con asignaciones económicas sensiblemente inferiores, figura la promoción del cine autóctono y festivales de ópera y jazz. El teatro es, sin lugar a dudas, el hermano pobre de la política de subvenciones oficiales.

El Departamento de Cultura del Gobierno vasco subvenciona, por norma, a todas las federaciones y clubes deportivos de la comunidad. De este área, que recibe más de 500 millones, cabe destacar la puesta en marcha de un centro de alto rendimiento en Getxo (Vizcaya) para aglutinar a los deportistas de más calidad, con el ánimo de intentar clasificarlos en los Juegos Olímpicos de 1992.

La construcción del futuro estadio de Anoeta, en San Sebastián, de iniciativa municipal, se iniciará el próximo mes de octubre, y las obras no finalizarán hasta 1991. El Ayuntamiento, Diputación y Consejo Superior de Deportes contribuirán en la cobertura del presupuesto, que asciende a 3.500 millones de pesetas. El Gobierno vasco aportará 900 millones de pesetas.Todas las actividades relacionadas con la promoción del euskera (que incluye la alfabetización de adultos, el servicio de traducción de todas las noticias, los doblajes de películas a vídeos de uso doméstico y todas las publicaciones de cualquier cariz ideológico) tienen un tratamiento estelar en las subvenciones oficiales, que superan los 2.500 millones de pesetas.

Las producciones cinematográficas recibían, en los primeros años de funcionamiento autonómico, un tope de 20 millones de pesetas en concepto de subvenciones. Desde el año pasado, el Departamento de Cultura ha incrementado el tope de las asignaciones económicas hasta 40 millones de pesetas.

La política de apoyo oficial al cine vasco ha ido dando un giro progresivo en beneficio de la calidad del producto.

En los comienzos de la Administración autónoma se subvencionaba cualquier producto que fuera autóctono. "Se premiaba la cantidad, porque partíamos de cero y había que promocionar la producción propia", recuerdan los responsables de Cultura, De los largometrajes protegidos en estos últimos 10 años se puede decir que únicamente La muerte de Mikel, de Pedro Olea, y, en menor medida, La fuga de Segovia, de Imanol Uribe, cosecharon éxitos taquilleros. "Ahora tenemos la producción suficiente", dice el viceconsejero de Cultura, Iñaki Zárraga, "como para seleccionar".

El apoyo a los festivales de categoría ha sido una de las novedades de la política presupuestaria del Gobierno vasco. El Festival de Cine de San Sebastián recibirá 45 millones más que el año pasado. La Quincena Musical Donostiarra, que cumple su 502 aniversario, recibirá 40 millones del Gobierno vasco, 28 más que el año pasado.

El Festival de la ópera de Bilbao recibirá un incremento de 10 millones de pesetas. Las muestras de jazz, sin embargo, han sufrido una notable alteración en las ayudas oficiales. Diez millones para el Festival de Vitoria, otros seis para las muestras de jazz y folk de Getxo (Vizcaya). El Festival de Jazz de San Sebastián se quedará sin los siete millones de subvención que esperaba recibir del Gobierno vasco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de agosto de 1989.