Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chaves afirma en la OIT que el peso del crecimiento económico no ha recaído en los trabajadores

El Ministro de Trabajo y Seguridad Social, Manuel Chaves, afirmó ayer en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que el Gobierno español no es el responsable de la ruptura de la concertación social. También negó que el Ejecutivo esté haciendo recaer el peso del crecimiento económico sobre los trabajadores.Chaves expresó ante el organismo internacional el compromiso de su Gobierno en el crecimiento económico, el empleo, la solidaridad y el diálogo social. Según el ministro, la armonización de la política de crecimiento con medidas de redistribución como el incremento del empleo, el poder adquisitivo de los salarios y el gasto público son los objetivos prioritarios.

Además añadió que el diálogo social es considerado "principio de acción política y elemento indispensable para una política de redistribución y crecimiento que garantice y consolide el Estado del bienestar".

En declaraciones posteriores a su intervención ante la asamblea, Chaves aseguró que la concertación no parece por ahora posible y está convencido de que " el Gobierno es el único que mantiene esa necesidad, los sindicatos no quieren el pacto social y lo han rechazado, desean negociaciones puntuales en mesas separadas, lo que es un procedimiento ineficaz en una época de redistribución económica".

Para el Ministro de Trabajo, la adopción de medidas gubernamentales potenciadoras del movimiento sindical, las bonificaciones en el fomento del empleo y el mantenimiento de la Seguridad Social en lugar de su privatización, son decisiones que no responderían a la actuación de un Gobierno neoliberal, tal como afirman los sindicatos. Aunque admite que los trabajadores tuvieron un papel muy importante en el ajuste, la salida de la crisis, y la reactivación económica, Chaves cree que también están recibiendo ahora, como el resto de la sociedad, los beneficios.

Entre los datos enumerados ante la reunión de la OIT, el ministro dijo que los recursos de la protección por desempleo alcanzan a 1,2 millones de los 2,6 millones de parados, se han intensificado los programas formativos y se ha consolidado el sistema público de pensiones, al que se han incorporado 500.000 nuevos pensionistas tras las reformas de la Seguridad Social, iniciadas en el año 1985.

Manuel Chaves se pronunció a favor de la negociación colectiva, por ser una vía eficaz para regular las condiciones de trabajo, pero añadió que ello "no debe erigirse en coartada que paralice la acción de los Gobiernos para corregir las desigualdades sociales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de junio de 1989