Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bernard Pivot recibió el Premio Atlàntida al 'lector famoso' en la cuarta Nit de I'Edició

Bernard Pivot, director y presentador del programa literario Apostrophes de la televisión francesa, fue galardonado ayer, en el transcurso de la Nit de I'Edició que organiza anualmente el Gremio de Editores de Cataluña, con el Premio Atàntida al lector famoso. Resultaron premiados asimismo Rafael Conte, crítico literario de EL PAÍS; el diario La Vanguardia; el programa de TVE El tiempo es oro; Francisco Valderrama Arrieta, presentador del programa radiofónico Tiempo de papel; la revista El Temps y el programa Sopa de Iletres, de Radio Nacional de España en Cataluña Ràdio 4.

Las distinciones, que consisten en una escultura original del artista catalán Joaquim Camps, fueron concedidas en el transcurso de la cuarta Nit de l'Edició, celebrada en Barcelona y que estuvo presidida por el ministro de Cultura Jorge Semprún, acompañado por los consellers de Cultura y Educación de la Generalitat, Joan Guitart y Josep Laporte, respectivamente.Los premios, fallados por un jurado integrado por la junta directiva del Gremio de Editores de Cataluña, que preside Pere Vicens, se conceden a personas, programas y medios informativos en atención a su tarea de difusión del libro.

Vicens destacó que en el curso de estas cuatro ediciones la fiesta literaria ha conseguido, al margen de las representaciones oficiales, constituirse en auténtico homenaje a los medios informativos, "sin los cuales el editor no podría llegar nunca al lector", y alejarse de cualquier "carácter gremial" para transformarse en "una fiesta de todo el sector".

Estímulo a la televisión

La elección de Bernard Pivot como lector famoso de esta edición ha de servir, en opinión de Vicens, "como estímulo al medio televisivo que, en nuestro país, aún no ha dado con la fórmula para hacer un programa sobre libros lo suficientemente ameno e interesante para contar con una gran audiencia". El presidente del Gremio de Editores de Cataluña insistió en que éste debe ser un objetivo de futuro, pues el programa Apostrophes ha demostrado suficientemente que la información sobre el mundo del libro no es incompatible con una audiencia masiva.El jurado de los premios Atlántida tuvo que decidir entre cerca de 100 candidaturas. "La elección ha sido francamente difícil y los medios o personas que no han resultado premiados no necesariamente quiere decir que no lo merezcan. Contamos con ellos para las próximas ediciones", señaló Vicens, quien informó que el secretariado permanente del premio había llegado a recoger hasta mil posibles candidaturas, de las cuales sólo cien habían llegado a la consideración del jurado. Las deliberaciones se alargaron por espacio de dos días, al ser numeroso el material sometido a discusión, cosa que, según Vicens, demuestra el crecimiento de programas dedicados a la edición.

Durante la fiesta de ayer, celebrada en un conocido restaurante barcelonés, se sortearon entre los asistentes diez bolsas de viaje para asistir a la Feria del Libro de Moscú, que se celebrará entre el día 12 y el 18 de setiembre próximo.

El presidente de la junta directiva del Gremio de Editores en Lengua Catalana, en conversación con este diario, se extendió en algunas consideraciones sobre la próxima edición del Liber, que se inaugurará en la Casa de Campo de Madrid a partir del próximo martes.

Cambio de fechas

Vicens destacó como positivo el hecho de que la feria haya cambiado sus fechas habituales durante el mes de setiembre por las de junio. "Podrán presentarse mayores novedades de cara al verano y además conseguiremos que los editores puedan acudir más fácilmente, al alejar el certamen de la Feria del Libro de Frankfurt".Señaló asimismo que para esta edición se esperaba la presencia de 500 libreros de toda España, así como la participación de cerca de 40 editoriales extranjeras.

El Gremio de Editores de Cataluña otorgó también ayer, en el transcurso de la Nit de l'Edició, los premios a la actividad editorial, concedidos a aquellas empresas que cumplieron durante el año pasado 25 o 50 años de trabajo continuado en el sector. Se da la circunstancia de que ninguna editorial cumplió sus bodas de oro profesionales en 1988. En el apartado bodas de plata fueron distinguidas con un diploma del mencionado gremio las editoriales La Galera, Oikos Tau, Pòrtic y Editores Técnicos Asociados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de junio de 1989