Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ACERCAMIENTO ESTE-OESTE

El Pacto de No Agresión Germano-Soviético, a estudio

, La estancia de Mijail Gorbachov en Bonn podría ayudar al esclarecimiento de un tema que hoy es estricta actualidad en la URSS: el Pacto de No Agresión Germano-Soviético, que permitió la anexión soviética de las repúblicas bálticas y de Polonia occidental.

El próximo 23 de agosto se cumplen 50 años de este documento, objeto de estudio de una comisión del Congreso de los Diputados, que acaba de crearse bajo la dirección de Alexandr YakovIev, miembro del Politburó y secretario del comité central.

Las conclusiones de la comisión llevan aparejadas para amplios sectores del Báltico unas consecuencias políticas de signo independentista, pues en la medida en que se reconozca el carácter forzado de la anexión se debilitan los argumentos de la unidad del Estado soviético.

La clave son los pactos secretos que legitimaban la ocupación. Moscú dice no tener los documentos originales y asegura desconfiar de los documentos que Bonn ha mostrado a sus representantes.

Gorbachov explicó al Congreso de los Diputados que los papeles enseñados por los funcionarios alemanes occidentales no eran los originales, ya que la firma del ministro del Exterior soviético, a la sazón Viacheslav Molotov, estaba en alemán.

Gorbachov, por si acaso, se manifestó en contra de que las palabras "protocolo secreto" figuraran en el título de la comisión, entre cuyos 25 miembros están desde los estonianos Mariu Luaristin y Egdar Savisaar, líderes del Frente Popular, hasta los funcionarios Valentin Falin, jefe de la sección de Internacional del PCUS; Georgi Arbatov, director del Instituto de EE UU y Canadá, e historiadores como Yuri Afanasiev.

,Claves del pasado pueden ser, sin embargo, las memorias que a su muerte, ocurrida ya bajo el mandato de Gorbachov, dejó Molotov, o los testimonios de testigos presenciales, como Valentin Bereshkov, el traductor de Molotov y Stalin, quien en una película documental recientemente proyectada en la televisión afirmó la existencia de los pactos secretos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de junio de 1989