Gorbachov y Delors, premios Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional

El dirigente soviético, Mijail Gorbachov, y el presidente de la Comisión Europea, Jacques Delors, fueron galardonados ayer en Oviedo con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 1989 "por sus esfuerzos a lo largo de los últimos años para favorecer la cooperación internacional y eliminar las barreras que dificultan el entendimiento entre las naciones". La concesión del premio a Delors se decantó en las deliberaciones del jueves.

La inclusión de Gorbachov se produjo definitivamente en la misma mañana del viernes, después de varias gestiones realizadas a lo largo de la noche con medios próximos al Kremlim y al líder soviético para contar con su plácet.Los premios Príncipe de Asturias en sus diversos enunciados se entregan anualmente en un acto solemne que se celebra en el teatro Campoamor de Oviedo en el mes de octubre, bajo la presidencia del heredero de la Corona, don Felipe de Borbón. Aunque Mijail Gorbachov había anunciado un viaje oficial a España para el próximo mes de enero, se desconoce si el dirigente soviético podría llegar a modificar el calendario de su desplazamiento con el fin de hacerlo coincidir con el acto de entrega. Existe, sin embargo, el precedente del duque de Edimburgo, quien recogió tres meses después en Madrid, y no en Oviedo, el premio de la Concordia, que le fuera concedido el año pasado a la asociación,, para la defensa de la naturaleza que preside.

Candidatos de última hora

Gorbachov y Delors fueron propuestos por miembros del jurado en el transcurso de las deliberaciones, y no figuraban entre las 25 candidaturas que concurrían inicialmente al premio, presentadas por instituciones de Estados Unidos Marruecos, República Federal de Alemania, Polonia, Noruega, Arabia Saudí, Francia, Palestina, diversos países iberoamericanos y España.Varios miembros del jurado coincidieron en señalar que la decisión fue muy discutida, aunque en la votación final hubo una aceptación generalizada de las dos personalidades galardonadas. Junto con Gorbachov y Delors se mantuvieron en varias votaciones las candidaturas de la fundación Von Humboldt, la Asociación de Derechos Humanos de Centroamérica, la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios y la agencia española de noticias Efe. El ex presidente del Gobierno español y presidente del jurado, Leopoldo Calvo Sotelo, hizo mención a la candidatura del político español Justino Azcárate, que no llegó a ser considerada tras conocerse su fallecimiento.

Calvo Sotelo comunicó ayer personalmente el fallo al embajador soviético en España y a la oficina de representación de la CE en España. Delors llegó ayer a Madrid, donde tenía previsto entrevistarse con el presidente del Gobierno, Felipe González.

Varios miembros del jurado manifestaron que las dos personalidades premiadas son figuras destacadas no del momento actual, sino de la historia de la humanidad, y que simbolizan la Europa unida y la aún no integrada, pero también los esfuerzos en favor de la distensión internacional.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional fue concedido en sus anteriores ediciones al presidente de México José López Portillo (1981); al secretario ejecutivo de la CEPAL, Enrique Iglesias (1982); al presidente de Colombia, Belisario Betancur (1983); al Grupo de Contadora (1984); al presidente de Argentina, Raúl Alfonsín (1985); a las universidades de Salamanca y de Coimbra (1986); al secretario general de la ONU, Javier Pérez de Cuéllar (1987), y al presidente de Costa Rica, Oscar Arias (1988). En la edición de este año el jurado estuvo formado por el diplomático José María de Areilza; el diputado y presidente de Euskadiko Ezkerra, Juan María Bandrés; el embajador de la República Federal de Alemania en España, Guido Brunner; el ex ministro y ex diputado de UCD Pío Cabanillas; el ex presidente del Gobierno español Leopoldo Calvo Sotelo; el presidente de la Sociedad Estatal para la Exposición Universal de Sevilla de 1992, Emilio Casinello; el embajador de Japón en España, Toru Ishii; el parlamentario europeo y ex ministro de Asuntos Exteriores Fernando Morán; el comisario de la Exposición Universal V Centenario, Manuel Olivencia; el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y presidente del Instituto de Cooperación Iberoamericana, Luis Yáñez-Barnuevo; el político y empresario Antonio Garrigues Walker y el ex rector de la universidad de Oviedo Teodoro López-Cuesta.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS