Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pujol renuncia a encabezar las autonomías que hablan catalán

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol, manifestó ayer en Castellón, poco antes de entrevistarse con el presidente de la Generalitat Valenciana, Joan Lerma, que no ejercerá el liderazgo de las comunidades autónomas que tienen una unidad lingüística en el catalán.

El encuentro entre Pujol y Lerma, con el que se reanudaron los contactos al más alto nivel entre las ambas comunidades, evidenció las diferencias entre ambos sobre cómo debe estructurarse la proyección de los respectivos canales autonómicos de televisión fuera de su territorio.En una reunión desprovista políticamente del carácter de cumbre autonómica, ambos presidentes dialogaron por espacio de menos de media hora. La entrevista permitirá sumar una sesión más a las dos únicas reuniones que ambos presidentes han mantenido desde 1983 y que se consideran escasas dada la capacidad viajera de Jordi Pujol.

La diferencia más sustancial entre los presidentes catalán y valenciano viene motivada por la lengua en que debe emitir la televisión autonómica valenciana. Aunque Pujol no entra en cuál debe ser la lengua que se utilice, sí manifiesta que para que pueda recibirse en Cataluña debe emitir en valenciano.

"No tendría inconveniente, sino que me complacería al máximo que la televisión valenciana entrase en Cataluña, siempre y cuando utilizase el valenciano, ya que si debe emitir en castellano ya tenemos bastante con los dos canales de Televisión Española y los tres privados que emitirán en el futuro", señaló Pujol, y añadió que una nueva televisión hecha en Valencia podría ser muy importante en la defensa de la lengua y del incremento de la oferta televisiva.

Aunque reconoció la existencia de problemas técnicos causados por la saturación de frecuencias, Pujol se mostró dispuesto a hacer las gestiones necesarias, incluso ante el ministro José Barrionuevo, para solucionar el problema.

Pujol desligó M Gobierno catalán el hecho de que TV-3 sea vista con total nitidez en todo el territorio valenciano, y alegó que eso era el resultado de una entidad privada en la que él no podía intervenir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de mayo de 1989