_
_
_
_
_

El Banco Mundial concede a México un préstamo de 2.000 millones de dólares

México ha conseguido la concesión de un crédito de 1.960 millones de dólares (más de 45.000 millones de pesetas) del Banco Mundial tras la reanudación de la negociación de la deuda externa de ese país con sus bancos acreedores. Esas negociaciones se interrumpieron durante doce días y, al retomarse esta semana, el Gobierno de Salinas Gortari pidió un paquete de créditos de entre 24.000 y 27.000 millones de dólares, con el doble objetivo de reducir su montante de deuda y disponer de nuevos créditos durante un período de seis años.Estas tensiones se reprodujeron en Venezuela, país que ha decidido endurecer su posición frente a la banca acreedora en la negociación de sus 30.000 millones de dólares de deuda externa. En la actualidad, Venezuela negocia con más de 400 acreedores nuevas condiciones de reestructuración de 21.500 millones de deuda suscritos con la banca en 1987.

El paquete crediticio de 1.960 millones de dólares que, finalmente, va a recibir México del Banco Mundial está compuesto de tres préstamos de rápido reembolso por un importe de 500 millones de dólares cada uno y de otro, por 460 millones de dólares, que de destinará a la financiación de dos proyectos hidroeléctricos.

Estos fondos se destinarán a la financiación de la reforma del sistema financiero, comercial, industrial y de empresas controladas por el sector público. Un 25% de esta inyección de dinero se dedicará al programa de reducción de deuda de México.

Reembolso unilateral

Por otra parte, el Congreso de Ecuador condenó ayer por unanimidad el débito "ilegal, arbitrario y desafiante" que ha efectuado el Citibank de Nueva York de la cuenta del Banco Central de este país. En concreto, la administración del Citibank en Nueva York tomó 80 millones de dólares que el Banco Central ecuatoriano tenía depositados en esa institución bancaria, como reembolso de un crédito comercial que había concedido al país, pero cuyo plazo vencía el próximo 30 de junio.Citibank argumentó en su defensa que Ecuador no ha mantenido negociaciones "sustantivas" con sus acreedores desde hace más de dos años, que no ha hecho ningún pago correspondiente a su deuda a mediano y largo plazo con la banca privada, y que tiene grandes atrasos en el reembolso de capital e intereses, en momentos en que el país renegocia su deuda exterior, que ronda los 11.000 millones de dólares.

El Gobierno local informó que los recursos incautados por el Citibank iban a ser destinados al pago parcial de los intereses de la deuda exterior local, cercanos a los 1.000 millones de dólares.

Tras la decisión del banco estadounidense, Ecuador cerré otras cuentas que mantenía allí y las trasladó a bancos suizos, en tanto que el ministro de Relaciones Exteriores, Diego Córdovez, inició esta semana una ofensiva internacional en busca de la solidaridad latinoamericana.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_