Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN EL PAÍS DEL CANAL

La oposición panameña pide el apoyo internacional

La oposición panameña pidió ayer apoyo a la comunidad internacional, pero advirtió que cualquier medida que se tome contra los militares panameños debe limitarse al terreno "diplomático y político", no militar. El general Manuel Antonio Noriega anuló el miércoles las elecciones del pasado domingo, en un intento desesperado por ganar tiempo para rebajar la presión interna y reducir el peligro de una intervención militar norteamericana.

Ricardo Arias Calderón, candidato opositor a la vicepresidencia, manifestó que el envío de tropas anunciado por el presidente norteamericano, George Bush, está "provocado por la política de Noriega" y aseguró que ni él ni ningún dirigente de la oposición se lo había pedido a Estados Unidos, El anuncio hecho en Washington fue ampliado aquí con instrucciones para que abandonen el país los norteamericanos que no cumplan funciones específicas y con otras medidas para la protección de los periodistas en el que caso de que se haga necesario.Arias rechazó "de forma tajante" la anulación de los comicios y anunció que la población "seguirá luchando" por el reconocimiento de la victoria electoral de la Alianza Democrática de Oposición (ADO-Civilista). Aunque ayer la capital panamería permaneció bajo la calma de los cementerios, la oposición ha asegurado que no se cruzará de brazos frente "a la barbarie y el desastre".

El dirigente hizo un nuevo llamamiento a las fuerzas armadas panameñas a que acceden a "una concertación política para conseguir una transición pacífica" y anunció que la oposición "miraría con buenos ojos" una propuesta de participar en un Gobierno provisional hasta el 1 de septiembre, siempre que en esa fecha tome posesión de su cargo de presidente Guillermo Endara, quien ayer volvió al hospital para una revisión de las heridas sufridas cuando un grupo de paramilitares afines al régimen le golpeó con barras de hierro durante una manifestación el miércoles, y se retire el general Noriega.

El Gobierno no ofrece, sin embargo, hasta el momento signos de moderación. Por el contrario amplió la lista de periodistas extranjeros expulsados, con nuevas órdenes para que abandonen el país inmediatamente los corresponsales españoles Román Orozco, de Cambio 16, y Enrique Muller, de El Correo Español, con lo que ya son tres los profesionales españoles expulsados de Panamá de un total de 14 a los que se ha aplicado esta medida.

Radio Impacto

En unas declaraciones a la emisora costarricense Radio Impacto -una radio de la contra nicaragüense que se ha convertido en el único medio de comunicación de la oposición escuchado en Panamá- Arias se manifestó partidario de la convocatoria de una huelga general, aunque esta no ha sido todavía convocada formalmente.Al anunciar la suspensión de las elecciones, la presidenta del Tribunal Electoral, Yolanda Pulice, denunció la "constante sustracción de las boletas en los recintos electorales, compra de votos por parte de los partidos políticos y, especialmente, la falta de actas y otros documentos que hacen absolutamente imposible la proclamación de cualquiera de los candidatos".

La situación en Panamá parece, sin embargo, tan fuera de control que ningún observador cree que el general pueda alargar la crisis por mucho tiempo. Los 11.000 soldados norteamericanos en el Canal siguen bajo alerta Charlie, retenidos en sus, cuarte les y a la espera de órdenes. También a la espera de una nueva convocatoria se mantiene una población que percibe tener al alcance el objetivo de acabar con el régimen militar.

Cunde, no obstante, el miedo a que la situación pueda todavía empeorar. Si el poder cae totalmente en manos de los más duros dentro del Ejército, las escenas; de terror que se vivieron el miércoles en las calles pueden ser sólo una anécdota comparado con lo que puede venir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de mayo de 1989

Más información

  • El general Manuel Antonio Noriega anula las elecciones del pasado domingo para ganar tiempo