Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ryszard Kapuscinski: "Quiero que mis libros hagan entender el nacimiento del Tercer Mundo"

El autor polaco, testigo de 27 revoluciones, presenta en España su libro 'El emperador'

J. J. NAVARRO ARISA, Ryszard Kapuscinski lleva 35 de sus 57 años de vida como espectador de un proceso grandioso y con frecuencia sangriento: el nacimiento del Tercer Mundo de entre las ruinas de los imperios coloniales y en medio de la miseria, las guerras, las dictaduras y la intervención de las grandes potencias. Pese a esto, el periodista polaco cree que el ser humano es fundamental mente bueno, y es optimista acerca de las pósibilidades de un futuro de democracia y vida digna para toda la humanidad. De los 12 libros escritos por Kapuscinski como testigo directo de 27 revoluciones en 12 países del Tercer Mundo, sus obras maestras son El sha, sobre la caída de Reza Pablevi en Irán (publicado en España por Anagrama en 1987), y El emperador, sobre la revolución que derrocó a Haile Selasie en Etiopía, que acaba de aparecer en la misma editorial.

La tensión de hallarse en guerras y revoluciones, los constantes viajes y ocasionales experiencias-límite, como un encarcelamiento y una condena a muerte, no han hecho mella en el espíritu de Ryszard Kapuscinski, pero su cuerpo sí acusa la malaria contraída en 1962 en Uganda, la fatiga de los climas extraños o el traqueteo de incontables caminos.El escritor y periodista polaco, que ha estado en todas las revoluciones, golpes de estado y guerras del Tercer Mundo desde 1956 -tenía 24 años cuando hizo su primer viaje trabaja incansablemente y sus distracciones, más bien escasas, son la poesía y la fotografía artística.

Kapuscinski, que ha conocido a la práctica totalidad de los líderes históricos de los países emergentes -habla con familiaridad y detalle de Nehru, Zhou Enlai, Nasser, Sukarno o el general Idi Amin- es hoy visitante frecuente de los países más avanzados, donde da conferencias o presenta libros, y ello le permite asistir a lo que llama "la invasión del Primer Mundo por el Tercer Mundo".

El futuro multirracial

"Me gustaría que mis libros sirvieran para que los lectores del siglo XXI comprendieran lo que ha sido el nacimiento del Tercer Mundo, la llegada al poder y la, soberanía de sociedades míseras, rurales e iletradas, un fenómeno sin precedentes que va a cambiar la mentalidad y el modo de vivir en todos los países", dice Kapuscinski. "Me fascina el fenómeno de la invasión de las sociedades avanzadas por parte del Tercer Mundo; el futuro es multirracial y en EE UU, por ejemplo, a mediados del siglo XXI, la mitad de la población será de raza no blanca".

"Pienso que éste es un mundo pluralista y la gente que ha tenido La suerte de conocer otras culturas tiene el deber de convertirse en traductora de una cultura para otra y de acercar unos pueblos a otros; pienso además que el futuro de la literatura es ser consciente de su responsabilidad humana, porque de lo contrario la literatura será tragada por la televisión y los demás medios".

La referencia de KapuscinsM a la literatura -en un perfecto castellano, que él considera "algo oxidado"- no es casual, pues para él, informar sobre las revoluciones del Tercer Mundo es mucho mas que una misión informativa: "Para mí, entender y escribir estos procesos es sentirse dentro de ellos de una manera muy sincera y muy seria; yo no podría in ventar o imaginar todo lo que he visto; yo creo que la realidad es tan rica, tan llena de detalles y tan insospechable, que ninguna ficción puede imitarla. Yo tengo que estar dentro, no puedo imaginar las cosas; me hace falta la participación directa, emotiva, y sin ese sentimiento yo no podría soportar situaciones tan fuertes".

Uno de los rasgos más esti mulantes de Ryszard Kapuscirtski es su optimismo perso nal e histórico, que ade más le ha sacado de algunas situacio nes difíciles en los muchos puntos calientes a donde le ha llevado su carrera. Afirma que "el hombre es un ser fundamentalmente bueno al que las circunstancias hacen cruel; creo que el problema es crear las condiciones que permitan manifestar sus buenos sentimientos y hay que luchar contra las situaciones que obligan a esconderlos; yo siempre he tratado de encontrar esa parte de los hombres y creo que la gente responde a esta postura".

Un mundo que mejora

A nivel mas general, Kapuscinski valora procesos como la perestroika en la URSS, la democratización gradual en Polonia y Europa del Este o la desaparición, también paulatina, de las dictaduras en Am¿rica del Sur y África. "Los distintos cambios", dice, "me permiten pensar que el mundo de finales de este siglo será mucho mejor que el de mitad de siglo, yo creo que la tendencia general de la humanidad es hacia el compromiso, la democracia y el entendimiento'.

El escritor y periodista polaco, que acaba de publicar en inglés su libro La guerra delfútbol, con más relatos de sus experiencias en guerras y revoluciones (el título se refiere a una guerra fronteriza entre Honduras y El Salvador) y que está escribiendo la continuación del mismo, que se llamará Lapidarium, no puede citar ningún lugar del mundo al que no volvería nunca.

"Para mí", dice, "los países son la gente. He tenido mucha suerte de encontrar buena gente en todas partes y, pese a que soy polaco y vivo en Polonia, el mundo es mi país". Por lo demás, y pese a un cúmulo de experiencias vitales que harían escépticos a muchos, Ryszard Kapuscinski afirma que "viajar y conocer la humanidad confirma decididamente la creencia en algo trascendente, porque sin ello, la vida humana sería muy poca cosa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de abril de 1989