Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los tinerfeños se manifestarán mañana contra la ley universitaria en Canarias

Los ciudadanos de Tenerife saldrán a la calle mañana para oponerse a la reorganización universitaria que se debatirá este miércoles en el Parlamento de Canarias. U manifestación pretende apoyar "la autonomía universitaria y el carácter regional de la universidad de La Laguna, en Tenerife, y de la Politécnica de Las Palmas, en Gran Canaria, su ámbito de implantación y sus actuales patrimonios".

La manifestación ha sido convocada por la denominada comisión de notables, que está integrada por destacadas figuras de los estamentos docentes y culturales de la isla, entre ellos el premio Príncipe de Asturias Antonio González González. La iniciativa de la comisión de notables ha sido interpretada como una respuesta a la futura ley de reorganización universitaria en las islas, por la que se crearán dos universidades plenas en Tenerife y Gran Canaria. La universidad de La Laguna, la más antigua del archipiélago, dedicada a estudios científicos y humanísticos, entiende que dicha ley puede lesionar sus intereses al contemplar la misma la readscripción de los centros que posee en Las Palmas a la universidad completa que se creará ahora en Gran Canaria."Quede bien claro que Tenerife no puede permitir una nueva segregación, y mucho menos la de sus centros universitarios, porque siempre habíamos creído que las instituciones regionales son patrimonio de todos los canarios", se indica en el manifiesto del grupo de los notables. "Ha llegado, pues, el momento de decir basta a que se desmonten las instituciones regionales por la única razón de radicar en otra isla", se añade en el manifiesto de la convocatoria.

El conflicto universitario ha abierto una crisis interna en Canarias en el PSOE, el CDS y el PP, y amenaza la propia estabilidad del Gobierno de coalición que preside Lorenzo Olarte, en vísperas de la votación en el Parlamento de la polémica ley. Las Agrupaciones Independientes de Canarias (AIC), partido clave en el pacto de gobierno, se oponen a la ley universitaria y han anunciado que ejercerán el derecho a veto en el Parlamento, con lo que el debate de la ley podría aplazarse momentáneamente.

La adscripción forzosa a la nueva universidad de Las Palmas de Gran Canaria de los centros creados en dicha capital por la universidad de La Laguna (Tenerife), a partir del próximo curso, divide a las fuerzas políticas, varios de cuyos diputados han anunciado que romperán la disciplina de voto.

En el CDS, partido que preside el Ejecutivo, dos de sus 13 diputados, el vicepresidente, Vicente Álvarez Pedreira, y el ex presidente Fernando Fernández Martín, elegidos por Tenerife, aseguran que no apoyarán el citado punto de la ley, en contra de postura oficial de su grupo parlamentario. Un diputado nacional del CDS, Pablo Hurtado, se ha pasado al Grupo Mixto a causa del problema universitario. Tres de los seis diputados del PP, partido en el Gobierno, entre ellos el propio portavoz y presidente regional, Angel Isidro Guimerá, tampoco respaldarán la cuestión.

[EL PAÍS dedicará la mitad de su suplemento de Educación de mañana a la cuestión universitaria, que enfrenta desde hace años a Tenerife y Las Palmas].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de abril de 1989

Más información

  • La convocatoria fue hecha por la 'comisión de notables'