Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Portazo definitivo a las conversaciones para reducir tropas en ambos bloques

Con la decisión de abrir una nueva serie de conferencias en marzo destinadas al desarme convencional terminó ayer, en Viena, el menos fructífero y prolongado foro de negociaciones de desarme. Desde el 30 de octubre de 1973 los Estados miembros de la OTAN y del Pacto de Varsovia han participado en las negociaciones para la Reducción Mutua y Equilibrada de Fuerzas (MBFR) en Europa Central, pero nunca llegaron a un acuerdo en la disminución de las tropas de ambas partes.Las negociaciones sirvieron, de todos modos, para "mantener un diálogo serio en temas de seguridad entre Este y Oeste", dice el comunicado final de la conferencia, que duró 15 años. "Se ha comprobado que el terreno común es insuficiente, lo que ha impedido a los participantes lograr un tratado", continúa el comunicado, "de todas formas, la posición de ambas partes ha convergido en varios temas. Los participantes han ganado una valiosa experiencia y tienen un cuadro claro de qué será necesario para lograr una limitación de fuerzas y armamentos en Europa pactable y verificable".

En la declaración final de los participantes occidentales, el jefe de la delegación holandesa, embajador Lambert Veenendal, dijo: "Nuestras conversaciones terminan hoy, pero los esfuerzos de traer mayor seguridad y una relación más estable en Europa debe seguir".

Estructuración defensiva

El embajador Valerian V. Mijailov, jefe de la delegación soviética, recordó el plan de sacar de países del Pacto de Varsovia 50.000 soldados y 5.000 tanques, y anunció, además, que "las fuerzas que aún están en los territorios de países aliados socialistas, deberán ser reestructuradas con la intención de reforzar su inequívoca estructura defensiva".

Terminó Mijailov recordando que otro evento relacionado con las negociaciones MBFR fue "el exitoso final de la reunión de Viena de la Conferencia sobre Seguridad y Cooperación en Europa (CSCE, proceso de Helsinki). Los miembros de la OTAN y del Pacto de Varsovia acordaron mantener "negociaciones en fuerzas convencionales en Europa, desde el Atlántico a los Urales, que deberán comenzar a primeros de marzo". Rumores surgidos a comienzos de esta semana en Moscú, de acuerdo a los cuales las negociaciones podrían postergarse por diferencias entre la Unión Soviética y Estados Unidos, no pudieron ser verificadas ayer en Viena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de febrero de 1989