Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Temor a una "caza de brujas" en Argentina tras el asalto al regimiento de La Tablada

La revelación de que varios dirigentes del grupo ultraizquierdista Movimiento Todos por la Patria (MTP) murieron en el asalto y toma del Regimiento de Infantería de La Tablada ha provocado en Argentina consternación y perplejidad entre los sectores progresistas, que temen ahora que pueda desencadenarse una especie de caza de brujas o retroceso en las conquistas democráticas. Al mismo tiempo, la publicación del decreto presidencial que crea el Consejo de Seguridad pone de manifiesto que los altos mandos militares pasan a adquirir un papel preponderante en ese nuevo organismo.

La desolación se palpa en los ambientes progresistas de Buenos Aires ante la asombrosa revelación de los nombres de una parte de los muertos y detenidos del asalto al regimiento de La Tablada. Todavía quedan 18 cadáveres sin identificar, como consecuencia del deterioro, sufrido por los cuerpos.La revelación de que el abogado Jorge Baños era uno de los muertos de La Tablada causó estupor. Baños era un abogado que había militado en el Partido Intransigente y luego trabajó en el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), uno de los organismos de defensa ole los derechos humanos con más prestigio. El pasado 17 de enero, Baños adquirió notoriedad, cuando denunció la existencia de un compló para apartar a Raúl Alfonsín de la presidencia y poner en su lugar al vicepresidente, Víctor Martínez. Según esta denuncia, presentada ante los tribunales, estarían implicados en el compló el coronel amotinado Mohamed Alí Seineldín, el candidato peronista Carlos Menem y el dirigente sindical Lorenzo Miguel.

Los muertos

Baños ocupó abundante espacio en la televisión y la Prensa con esta denuncia. Otros dirigentes de MTP se encargaron de difundirla en varios medios escritos. En la lista de muertos está también Claudia Lareu, hermana de una desaparecida y que también padeció, como su padre, los horrores de las cárceles de la dictadura. Aunque no aparece en las listas de muertos, se da como cierto que también murió en la acción de La Tablada Francisco Provenzano, compañero sentimental de Lareu y dirigente de MTP. Otro dirigente, Roberto Felicetti, y su esposa, Dora Ester Molina, figuran entre los 20 detenidos.La Prensa derechista ha desplegado todo un arsenal de acusaciones y vinculaciones del MTP con los restos del antiguo Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), organización guerrillera disuelta hace 10 años. Los tiros dialécticos apuntan a Enrique Gorriarán Merlo, como pieza clave, según tituló ayer el periódico La Nación. Gorriarán fue el último dirigente máximo del ERP y está muy vinculado a la Nicaragua sandinista. Un comando del ERP asesinó al ex dictador nicaragüense Anastasio Somoza en Paraguay.

El diario Ámbito Financiero publicó ayer un extenso documento procedente de la Secreataría de Inteligencia del Estado (SIDE), de mediados de 1987. En el documento, que tiene visos de autenticidad, se da cuenta de los contactos del MTP con diplomáticos cubanos y nicaragüenses en Buenos Aires y viajes a Nicaragua de sus dirigentes.

Los detalles del decreto presidencial que crea un Consejo de Seguridad confirman que los militares tendrán un protagonismo mayor en la lucha antisubversiva en el futuro. El Consejo estará compuesto por los ministros de Defensa, Interior y Relaciones Exteriores, el secretario de Estado de la SIDE y los cuatro altos mandos militares, integrados por eljefe Estado Mayor conjunto y los de las tres armas.

En los considerandos del decreto se dice "que el ejercicio de las facultades constitucionales requerirá del Presidente de la Nación la toma de decisiones conducentes a prevenir, controlar y sofocar eficazmente la eventual repetición de sucesos como los ya mencionados y, en el marco de la legislación vigente, garantizar su disuasión". Entre la efensiva derechista, desencadenada por los sucesos de La Tabladla, destaca el empeño del candidato presidencial de la Unión de Centro Democrático (UCéDé), el ex capitán de ingerieros Álvaro Alsogaray.

Este dirigente está empeñado en afirmar que la ley de Defensa Nacional, aprobada en el Congreso el año pasado, es insuficiente, porque excluye la intervención de las Fuerzas Armadas en conflictos internos.

Asegura Alsogaray que Alfonsín violó la nueva ley de Defensa al ordenar la intervención del Ejército en La Tablada. Alsogaray dice que la ley tiene que ser reformada, para permitir que los militares intervengan en conflictos internos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de enero de 1989

Más información

  • Fuerte peso militar en el nuevo Consejo de Seguridad