Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Economía reanuda las subastas de obligaciones del Estado y modifica sus condiciones

La subasta de obligaciones del Estado que se celebrará el día 30 de enero, que será la primera que se realiza desde hace dos años, representa tanto la decisión del Ministerio de Economía de ampliar el mercado de deuda pública en el largo plazo como un cambio en el modelo seguido hasta ahora de subastas que puede ampliarse al resto de las emisiones de títulos públicos en un futuro próximo. El Tesoro ha decidido poner un límite máximo al tipo de interés que estará dispuesto a pagar -el 11,5%-, al tiempo que también limitará la cantidad que aceptará, que en este caso es de 70.000 millones de pesetas.

Los responsables del Ministerio de Economía y Hacienda han barajado durante las últimas semanas diversas hipótesis para llevar a cabo la primera emisión de obligaciones a largo plazo -10 años de amortización- después de dos años en los que no estuvo presente en este mercado porque los tipos de interés que debía pagar por estos títulos suponían un fuerte encarecimiento de la carga de la deuda.No es éste, precisamente, el mejor momento para volver a emitir a largo plazo, dado que la tensión de los intereses apunta más hacia arriba que hacia abajo, en especial por las tensiones inflacionistas que existen por el fuerte crecimiento de la economía y porque la política monetaria se está utilizando casi de forma exclusiva como mecanismo para llevar la expansión hacia niveles más ajustados.

Alargar vencimientos

Pero existen, además, otros factores que obligan a replantearse la política de emisión de deuda pública, alargando algo los vencimientos pendientes.Los responsables del Ministerio de Economía y Hacienda señalaron, en la discusión de los Presupuestos Generales del Estado, que el perfil de amortización de la deuda pública había cambiado en los dos últimos años, concentrándose demasiado en el corto plazo, menos de dos años -letras y pagarés del Tesoro-, disminuyendo, por tanto, el peso del medio y largo plazo, bonos a tres y cinco años y obligaciones.

En este ejercicio, se anunció entonces, se volverá a emitir deuda a largo para compensar esta situación.

Economía ha decidido realizar subasta de obligaciones cada dos meses, pero modificando las condiciones iniciales de dichas subastas. Hasta ahora las subastas se realizaban sin limitación de cantidad, el Estado no señalaba ningún tope a suscribir ni tampoco fijaba tipo de interés al que estuviera dispuesto a emitir el papel. La situación ha cambiado, ya que ahora se va a limitar tanto la cantidad como el precio de la misma.

Para la subasta de enero, "y porque es la primera", según fuentes del departamento de Economía y Hacienda, se ha fijado un tipo de interés máximo del 11,5%, "que es suficientemente elevado para la situación actual si se tiene en cuenta que es una emisión a 10 años", señalaron.

Además no se aceptará más dinero que 70.000 millones de pesetas, " por lo que quien quiera participar seguro en la emisión tendrá que ofrecer un tipo inferior para asegurárselo, ya que no habrá prorrateo salvo para la cantidad no cubierta por ofertis inferiores y, además, se pagará el precio ofertado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de enero de 1989

Más información

  • Este mismo mes se establecerá un tipo máximo del 11,5% y se limitará a 70.000 millones de pesetas