Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gallo niega que el virus del SIDA sea producto de un experimento del Pentágono

ENVIADA ESPECIAL, El virus causante del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) no ha sido fabricado por ingenieros genéticos militares de Estados Unidos, según manifestó ayer Robert Gallo, uno de los descubridores del origen viral de la enfermedad.

MÁS INFORMACIÓN

El científico norteamericano, jefe del laboratorio de biología molecular del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, contestó así a las acusaciones del profesor de la República Democrática Alemana Jakob Segal según las cuales Gallo habría tenido acceso a información privilegiada sobre el virus, sintetizado en un laboratorio militar de Estados Unidos en 1978.Tres años antes Gallo era jefe del departamento de retrovirus en Fort Detrich, un centro militar cercano a Washington y a Nueva York para la investigación y el desarrollo biológico, en el que Segal sitúa la aparición del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), causante del SIDA.

Según las declaraciones de este profesor al semanario Cambio 16, EE UU trabajó desde 1969 en el desarrollo de un virus para proyectos de guerra bacteriológica. El resultado fue el virus visna/HTLV, listo en 1978. El biólogo alemán acusa a Gallo de haber sido la primera persona que trabajó en el virus, asegurándose así la patente sobre las pruebas de detección del SIDA. En Fort Detrich, según Segal, se infectó con el virus del SIDA a cambio de la libertad. Los reclusos, aparentemente curados tras la fase de infección por el VIH, pueden haber extendido la enfermedad posteriormente, según este científico.

Cuestión de hechos

Gallo negó ayer rotundamente a EL PAÍS tales acusaciones, alegando que el SIDA existe como tal desde finales de la década de los cincuenta. "En esa fecha no se conocía la tecnología para hacer posible la manipulación genética atribuida al Ejército estadounidense", declaró. El científico norteamericano reafirmó que el origen del VIH es desconocido hasta el momento.

"No es una cuestión de teoría, sino de hechos, y los hechos son que los primeros sueros infectados se detectaron en África Central, y que los monos padecen una enfermedad cuyo virus causante es hermano del VIH. De todos modos, se ha publicado recientemente la muerte de un hombre en Noruega en 1959, cuyo suero se conservó. Se ha determinado que falleció a causa de SIDA tras analizar su sangre. Ha habido casos del síndrome en las décadas de los sesenta y los setenta que no se han relacionado con el SIDA hasta ahora", añadió.

Gallo se deshizo en insultos hacia Segal, a quien calificó de científico nazi. "Es la más estúpida declaración y el más profundamente insano, vicioso y cruel aserto científico que he oído jamás", aseguró. "Lo siento por él. Lo que dice es falso y tiene intencionalidad política".

A las rotundas declaraciones de Segal, profesor jubilado de la universidad de Humboldt, el departanto de Defensa de EE UU respondió recientemente con un "es incorrecto", y añadió que la investigación sobre el SIDA se lleva a cabo en Fort Detrich "con el fin de tomar medidas para proteger al personal del Ejército".

Gallo, que ayer participó en Venecia en el V Simposio sobre Investigación de cáncer y SIDA, manifestó a este periódico que el proyecto terapéutico más interesante que se lleva a cabo en la actualidad para combatir el SIDA gira alrededor de un receptor de las células inmunológicas humanas, el denominado CD4.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de enero de 1989

Más información

  • Un científico de la RDA lo atribuye a un ensayo de arma bacteriológica de EE UU