Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suecia logra aumentar la natalidad sin disminuir el derecho de la mujer al trabajo

Suecia ha frenado el descenso de la tasa de natalidad e incluso la ha incrementado, protegiendo al mismo tiempo el derecho de la mujer a la igualdad de oportunidades profesionales, según Gun Neuman, ombudsman por la igualdad de oportunidades, cuya misión es velar por el cumplimiento en Suecia de la ley por la Igualdad entre los Sexos en las Relaciones Laborales. Neuman estuvo ayer en Barcelona para participar en un intercambio cultural entre Suecia y Cataluña.

La ley fue promulgada en 1980 y, ante el convencimiento de que chocaría con una inercia de siglos, se creó el cargo de ombudsman con la misión específica de velar por su cumplimiento. La protección de los dos intereses, el de igualdad de oportunidades y el de protección a la maternidad, ha sido posible, según Neuman, porque las ayudas no se han dirigido exclusivamente a la mujer, sino a la pareja, para fomentar que el hombre comparta las repercusiones profesionales de una baja por maternidad.Las políticas natalistas promovidas por algunos países -Francia, por ejemplo, implantó una ayuda de 48.000 pesetas mensuales durante tres años por el nacimiento del tercer hijo- han sido criticadas por las feministas, porque indirectamente fomentan que las mujeres abandonen el mercado laboral.

La posibilidad de compartir el permiso de maternidad se instauró en Suecia en 1974 y cada vez son más, según Gun Neuman, los jóvenes padres que la solicitan. "Los hombres que ocupan los cargos directivos todavía ven con recelo que un hombre pida el permiso. Pero cada vez son más los padres que lo hacen y estoy segura de que la situación se normalizará en cuanto éstos accedan a las cúpulas directivas".

12 meses de permiso

"Tras un prolongado descenso, en Suecia hemos logrado aumentar la natalidad de 1,7 hijos por cada mujer a 1,8", explica Neuman. "El permiso por maternidad es de 12 meses, 9 con la remuneración íntegra, y 3 con una ligera reducción del salario. Existe además la opción de prolongar la baja por maternidad durante seis meses más, sin perder los derechos laborales. Por otra parte, uno de los padres puede acogerse a la jornada reducida y trabajar seis horas diarias en lugar de ocho hasta que el niño cumpla diez años".La baja por maternidad en España será, a partir de 1989, de 16 semanas. Las dos últimas puede solicitarlas el padre.

Pese a todo, Neuman cree que aún falta mucho para lograr la igualdad de oportunidades: "Los empresarios calculan todavía que muchas mujeres abandonarán su trabajo cuando tengan un hijo". La coyuntura económica está cambiando, sin embargo, en los últimos años. En las grandes ciudades, hay más oferta que demanda de puestos de trabajo, lo cual, según la ombudsman sueca, favorece los derechos laborales de las mujeres.

"Cada año hay un centenar de demandas por vulneración de la ley de Igualdad entre los Sexos, pero la mayoría de ellas se refieren a las administraciones públicas, donde existe un sistema de promoción que permite demostrar si hay o no una discriminación. En cambio, apenas existen demandas en el sector privado, donde se vulnera más la ley". Suecia es uno de los países donde antes y en mayor proporción se ha incorporado la mujer al trabajo. Tanto es así que en estos momentos el 80% de las mujeres en edad productiva está trabajando. Pese a ello, la proporción de cargos medios y superiores sigue siendo baja. "Es un problema de mentalidad: en igualdad de condiciones, si es un hombre quien debe tomar la decisión sobre quién es la persona más idónea para el cargo, casi siempre elige a otro hombre".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de noviembre de 1988

Más información

  • La 'ombudsman' Gun Neuman defiende la ley por la igualdad laboral