Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El dios de la lluvia se oculta y vota por Shamir

Un sol espléndido acompañó los comicios para elegir un nuevo Parlamento en Israel

"Helados baratos en honor de las elecciones". Un viejecito encorvado bajo el peso de una enorme caja ofrece su mercancía a los centenares de personas entraje de baño que toman el sol en la playa de Tel Aviv. El tiempo es magnífico, 26 grados a la sombra. El sol favorece a Isaac Shamir, el actual primer ministro y líder del Likud. Cuando llueve, muchos electores, sobre todo de las barriadas populares, se quedan en casa. Los votantes laboristas, por su parte, están motorizados, por lo general, y el mal tiempo no les impide depositar su sufragio. Por algo corre el rumor de que la víspera de los comicios hubo oraciones por la lluvia en el cuartel general del partido de Simón Peres, el laborista. En vano. Se diría que Dios votó por Shamir.

Es día de fiesta. Sólo los transportes públicos, los restaurantes, los cafés y los quioscos de periódicos están abiertos como de costumbre.Miles de israelíes aprovechan el sol y se van a la playa, hacen pic nic, llenan los cafés a la orilla del mar. %Es que prefiere usted broncearse que votar?", pregunto a un hombre de unos 40 años, de músculos aceitados, que pone ojos; de cordero ante la presencia de una vecina lánguidamente tendida en una tumbona. Lanza una mirada asesina, se incorpora a medias, furioso. "Ya he votado, esta mañana temprano. Por Geulah Cohen, de Tehiya [Alianza de los Leales a la Tierra de Israel]". Y, para hacerse comprender mejor, añade: "Fuera árabes". Como un desafio. Al lado, una pareja de askenazim (judíos procedentes de Europa) se revuelve en sus sillas. Tienen aspecto furioso, escandalizado. A escasos metros, un joven árabe recoge colillas, restos de periódicos, coloca las tumbonas. "Ahmed", grita el musculoso, "tráeme un café".

La voz ronca del presidente Chalm Herzog, con un ligero acento británico, sale de un transistor colocado en la arena. "Podemos estar orgullosos de vivir en Israel", dice, "país que pertenece a la pequeña minoría de los Estados en que los ciudadanos votan, libremente, por los partidos de su elección. Los árabes israelíes son los únicos árabes de Oriente Próximo que pueden votar como les dicta su conciencia". "Bien dicho", comenta el atleta. "Tienen suerte nuestros árabes. Pero no la aprecian. No guardan una gramo de gratitud y votan por.los comunistas, por Arafat".

Pena de muerte

En Jerusalén, esta tarde, un cóctel molotov ha alcanzado a un automóvil y dejado varios heridos. Peres, Shamir y Rabin piden la pena de muerte para los autores del atentado del domingo, cerca de Jericó, que se cobró cuatro vidas. Ariel Sharon acusa a Rabin de "negligencia criminal" y pide que dimita. Exige también la destitución de los generales responsables de la "falta de seguridad en las carreteras de Israel". Los militares replican que no se puede garantizar la seguridad en todo momento y en todas partes Entre tanto, el Ejército arranca de raíz palmeras, naranjos y otros árboles frutales y convierte en ruinas siete casas en Jericó pertenecientes a familiares de los palestinos detenidos como supuestos responsables. Dos de ellos parece que han confesado.

El diputado y antiguo jefe del estado Mayor, general Raful Eytan afirmó que Jericó debía haber sido ya "castigada y limpiada" después del primer intento de lanzar una botella inflamable. "Aquel que hoy propone la pena de muerte ¿dónde estaba ayer cuando nosostros pedíamos la pena capital para todo terrorista asesino?", se pregunta Eytan. "No necesitamos una fuerte voz sino un gran garrote en una mano de hierro para aseguirarnos de que nadie levantará la mano contra un israelí en ningún lugar", añade el general diputado.

Los demonios de la botella

Según un portavoz del Ratz (el partido de los Derechos del Hombre), la persona que lanzó la botella con el líquido inflamable "no sólo causó una gran tragedia, sino que liberó todos los demonios de la botella... ¿cuando comprenderán por fin los palestinos que este tipo de horrores crean una terrible realidad en la que nadie podrá vivir?"

Catorce personalidades palestinas de los territorios ocupados han firmado una protesta que, entre otras cosas, dice: "condenamos los actos de violencia contra civiles a ambos lados de la barricada, y pedimos que se acelere el proceso de paz para conseguir una solución justa al conflicto.

Por su parte, un portavoz de la OLP en El Cairo hizo público un comunicado en el que condenaba "la muerte de palestinos desarinados" y también "el asesinato de civiles israelíes". Sin embargo, la agencia palestina Wafa, publicaba en Túnez un comunicado en el que acusaba de "hipócritas" a los "sionistas". "Poco importa", dice el comunicado, que cientos de palestinos hayan sido asesinados por los sionistas durante la intifiada, poco importa que ninos palestinos sean exter minados en los territorios ocupa dos ( ... ); la actitud fanática e hi pócrita de los sionistas queda en evidencia por el hecho de que para ellos la sangre judía vale más que la sangre de los demás".

"Balas y palos"

En los territorios ocupados se produjeron ayer enfrentamientos entre soldados y jóvenes palestinos causando al menos doce heridos entre estos últimos. A los habitantes de Gaza y Cisjordania se les prohibió salir de su territorio durante la jornada de ayer. "Para vosotros, elecciones democráticas. Para nosotros, balas y palos", asegura por teléfono un profesor palestino en Ramalá, en la Cisjordanla ocupada.

Palestinos de las zonas ocupadas que por primera vez en su historia conocieron unas elecciones municipales libres y democráticas en 1972 y posteriormente en 1976, bajo la ocupación israelí, no han podIdo realizar esta práctica desde hace 12 años. La ley prevé la renovación de los gobiernos municipales cada cuatro años, pero ni Ariel Sharón ni Moisés Arens ni Isaac Rabín, los tres sucesivos ministros de Defensa, aceptaron el reto de llevar a cabo una votación bajo el temor de ver elegidos o reelegidos a alcaldes pro-OLP en las ciudades y pueblos de los territorios ocupados. "Israel está por la democracia cuando le conviene", asegura el mismo profesor, "si no les conviene, los amos israelíes son tan democráticos como nuestros antiguos amos jordanos".

Las elecciones israelíes se han desarrollado con sol y calor, pero a la sombra de dos atentados en los territorios ocupados y de represalias y bombardeos aéreos contra palestinos en Líbano, que han provocado muertos y heridos israelíes y palestinos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de noviembre de 1988