Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La universidad de Arizona selecciona a cuatro fotógrafos españoles

El centro tiene una colección de 1.500 autores

El Centro de Fotografía Creativa de la universidad norteamericana de Arizona ofrece hasta el 2 de octubre una amplia exposición de cuatro fotógrafos españoles en el Museo de Arte de Tacson. Koido Chamorro, Cristina García Rodero, Joan Fontcuberta y Marta Sentís fueron seleccionados por el director del centro tras entrevistarse con cerca de 90 fotógrafos españoles, además de ver las obras de otros muchos más. Este centro posee una de las colecciones más completas de fotografía del siglo XX, con cerca de 40.000 trabajos de 1.500 autores.

A pocos meses de finalizar las obras del edificio que albergará definitivamente el Center for Creative Photography, se está presentando en el Museo de Arte de Tucson una exposición que reúne cerca de 120 trabajos de los fotógrafos españoles Koldo Chamorro (Vitoria, 1949), Cristina García Rodero (Ciudad Real 1949), Joan Fontcuberta (Barcelona 1955) y Marta Sentís (Barcelona, 1949). "La exposición incluye cerca de 30 obras de cada uno de modo que son casi cuatro muestras individuales", comenta Marta Sentís. "Al llegar pensé que íbamos a estar solos, con los cactus de Arizona, pero luego vimos que había muchísimo movimiento en el centro y gran interés del público. Constantemente van y vienen los mejores fotógrafos del mundo y pienso que por lo menos entre las universidades, la colección de la de Arizona es la más importante que existe. Además está llevada por gente seria y muy enterada".La selección de James Enyeart, director del centro, y de Terence Pitts, comisario de la exposición, se ha basado en la personalidad creativa de los fotógrafos, más allá de las modas o tendencias actuales.

Fiestas populares

Cristina García Rodero cultiva una suerte de investigación antropológica a través de las imágenes de fiestas populares españolas en trance de desaparecer. Durante más de una década García Rodero ha perseguido con su cámara no solo los documentos de una época sino un encuadre que muestra la extrañeza del momento olvidado.KoIdo Chamorro ofrece un espectáculo más intimista, casi deliberadamente intimista, lo cual no hace sino aumentar la sensación de revelación de algo oculto y perfecto. Joan Fontcuberta llega a otros límites de sugerencia con sus imágenes de híbridos botánicos, que, en sus muestras más recientes, combina con técnicas como el frottage (transferencia directa de la superficie del objeto al papel).

Marta Sentís trabaja mucho más abiertamente el color, sobre todo los contrastes de tonos primarios. "Yo me considero una reportera", dice, "lo que más me interesa es publicar reportajes gráficos y a eso me dedico. No me puedo permitir el trabajo en blanco y negro, pero además me gusta mucho más el color es más directo y real".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de septiembre de 1988