Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agresiones entre independentistas en una Diada con escasa asistencia a los actos reivindicativos

Barcelona
La Diada Nacional de Cataluña registró ayer, como en anteriores ediciones, numerosos incidentes en los que fueron detenidos 28 jóvenes. A diferencia de años anteriores, algunos de los altercados más graves fueron protagonizados por distintos grupos independentistas que se pelearon entre sí. Al menos seis activistas de las dos ramas del Moviment de Defensa de la Terra (MDT) resultaron heridos. Aparte de los actos independentistas, con asistencia escasa, la Diada se caracterizó por las conmemoraciones institucionales, Sólo dos grupos parlamentarios, Esquerra Republicana e Iniciativa per Catalunya, convocaron manifestaciones, que resultaron poco nutridas.

Veintiocho jóvenes —26 de Barcelona y dos de Gerona—, cuya edad no supera en la mayoría de los casos los 20 años, fueron detenidos por la policía en los violentos incidentes que grupos de independentistas protagonizaron ayer tarde al concluir las manifestaciones convocadas para conmemorar la Diada. A primera hora de la mañana, seis independentistas resultaron heridos en los enfrentamientos ocurridos entre las dos fracciones del Moviment de Defensa de la Terra (MDT): Independentistes deis Països Catalans (IPC) y Partit Socialista d'Alliberament Nacional (PSAN). Las manifestaciones convocadas por Esquerra Republicana (ERC), los dos MDT y la Crida a la Solidaritat congregaron a 4.000 personas.

Los enfrentamientos entre las dos facciones del MDT, que en distinto grado dan apoyo político a la organización terrorista Terra Lliure, ocurrieron sobre las 7.15 horas, cuando "una veintena de miembros del IPC equipados paramilitarmente, que utilizaron barras de hierro y extintores", impidieron a los miembros del MDT-PSAN entrar en la plaza del Fossar para preparar el escenario del acto que tenían previsto celebrar a las 12 horas, según Josep Aixelá, dirigente de esta formación. En esta plaza se rinde homenaje a los caídos en la guerra de Sucesión, que terminó con la victoria de los Borbones y la entronización de Felipe V, lo que para Cataluña, Valencia y Aragón significó la abolición de su centenario régimen constitucional.

Josep Maria Cervelló, del MDT-IPC, hizo un relato opuesto de los hechos: "Unos 40 miembros del PSAN equipados con escudos, cascos, barrotes de hierro y aerosoles de defensa personal" agredieron a los miembros del MDT-IPC. Como consecuencia de estos enfrentamientos tuvieron que ser asistidos seis independentistas en dos centros hospitalarios de Barcelona. Los portavoces de ambas formaciones anunciaron que emprenderían acciones judiciales por estos hechos.

Durante el acto político del MDT-IPC, que congregó a 2.500 personas, según la Guardia Urbana, Oliveres criticó la "política represiva del PSOE" y señaló que los diputados autonómicos que se consideran independentistas participan del juego institucional. "Nuestros representantes están en las prisiones españolas", dijo.

A las cinco de la tarde comenzaron las manifestaciones que habían convocado Esquerra Republicana, las dos facciones del MDT y la Crida a la Solidaritat y que contaban con el respaldo de diversas organizaciones de la izquierda extraparlamentaria. Las distintas convocatorias movilizaron 4.000 personas que se prodigaron en dar vivas a Terra Lliure. Fue al concluir la marcha, que transcurrió sin incidentes, cuando grupos reducidos de jóvenes se dirigieron al Gobierno Civil de Barcelona, donde se registraron los primeros enfrentamientos con la policía. Un agente resultó herido en la cabeza al atravesarle una piedra el casco protector.

Los mismos manifestantes se dirigieron a la plaza de Catalunya donde formaron barricadas con coches, quemaron una bandera española. Los grupos de independentistas iniciaron, a partir de las 19.30 horas, un descenso por La Rambla, sin ningún tipo de control policial, destrozando cabinas telefónicas, quemando contenedores de basura y rompiendo los cristales de varios comercios. Dos conocidas hamburgueserías, que tenían cerradas sus puertas al público para evitar los saqueos de años anteriores, fueron asaltadas y en una de ellas provocaron un incendio. La policía reinició entonces las cargas y procedió a detener a los manifestantes, entre cuyas filas se habían infiltrado agentes vestidos de paisano.

En Gerona, en uña manifestación convocada por el MDT IPC, fueron detenidos dos jóvenes después de un grupo independentista lanzara cócteles molotov contra la delegación provincial del Ministerio de Economía y Hacienda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de septiembre de 1988

Más información

  • 28 jóvenes, detenidos tras los graves incidentes que se produjeron en el centro de Barcelona