La RDA busca el apoyo de España para negociar un acuerdo con los 'doce'

ENVIADO ESPECIALLa República Democrática Alemana (RDA) solicitará a España su apoyo para impulsar las negociaciones de un acuerdo comercial con la Comunidad Europea (CE) durante la presidencia rotatoria que ejercerá Felipe González en el primer semestre del año próximo. Erich Honecker, jefe de Estado de la RDA, se lo pedirá personalmente al presidente del Gobierno español en la visita qué proyecta realizar a España a principios de octubre próximo.

Logrado ya este verano el nombramiento de un representante ante Bruselas, después de¡ inicio de relaciones oficiales entre la Comunidad Europea y su organización homóloga de los países del Este -el Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME)-, la RDA pretende seguir los pasos de Hungría y firmar un acuerdo comercial con la CE. Su objetivo, según el viceministro de Comercio Exterior, es conseguir también la liberalización plena de intercambios comerciales.Cuando utilizan estos términos, las autoridades de la RDA, que ven en la perestroika algo innecesario para su Estado, se refieren a la supresión de los contingentes que limitan sus exportaciones a los países comunitarios. Dicen que la RDA no utiliza tales cupos, aunque admiten que la falta de convertibilidad de su marco es un problema para cuya solución existen conversaciones sin resultados previsibles de momento. Para el rublo soviético se apunta la fecha de 1995 como probable de cara al inicio de la convertibilidad. De ahí que los plazos de liberalización comercial firmados por los húngaros, el período 1992-1995, parezcan incluso ambiciosos en la RDA.

Intercambios comerciales

Pero la RDA tiene prisa por negociar un acuerdo con la CE y ha previsto los primeros contactos con Bruselas para finales del presente mes. Unas semanas más tarde Honecker hablará en Madrid con Felipe González del asunto. "Durante la presidencia española de la CE, que contará con el apoyo de la RDA si se desea hacerla fructífera", declaró el viceministro de Comercio Exterior, "esperamos tener un buen ambiente para continuar las negociaciones".

Sin embargo, tanto los medios españoles como los alemanes consultados al respecto consideran que esta primera visita a España de un jefe de Estado de la RDA, no tardará en plasmarse también en aumentos de los intercambios comerciales. Los principales contratos suelen ser anunciados por este país durante las ediciones de primavera y otoño de la Feria de Leipzig.

Por ahora, el comercio bilateral es casi residual: limones, naranjas, vinos españoles y algún que otro contrato que lo extiende a sectores como la construcción naval o el ferrocarril a cambio de maquinaria pesada, textiles, artes gráficas e instrumentos científicos. En la RDA se resalta que durante el primer semestre de este año el comercio bilateral aumentó un 58%. Pero a finales de julio iban compras por menos de 5.000 millones de pesetas y ventas por poco más de 4.000 millones, lo que suma una cuota del 0,13% en todo el comercio español, cifra que de todas formas sólo es superada dentro de la Europa del este por la URSS, con el 1,39%. Por ahora, el aumento de la participación española en esta Feria de Leipzig ha sido menor que el de otros países occidentales, que han copado la superficie ofrecida.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS