Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

González defiende la existencia de los fondos reservados

El secretario general del PSOE, Felipe González, defendió ayer ante el comité federal de su partido la existencia de fondos reservados y recordó que en los países democráticos existen mayores garantías que en el nuestro para preservar el anonimato de las personas relacionadas con la lucha antiterrorista. González respondía así al miembro de Izquierda Soicialista [coriente crítica del partido socialista compuesta por nueve miembros] Ignacio Sotelo, que pidió un esclarecimiento total sobre las presuntas implicaciones del aparato del Estado con los GAL. La defensa que González realizó del Estado de derecho y de las garantías jurídicas movió a Sotelo a afirmar al final de la reunión que había quedado plenamente satisfecho.

Por otro lado, el comité federal eligió al ex ministro de Transportes, Turismo y Comunicaciones Abel Caballero -por 98 votos a favor y 15 en blanco-, secretario de política institucional en sustitución de José Luis Corcuera, nombrado en la reciente crisis ministro del Interior.La intervención de Ignacio Sotelo, en nombre de Izquierda Socialista, provocó las respuestas de González y de la comisión ejecutiva federal en relación con los GAL, el caso Amedo, los fondos reservados y la presunción de inocencia de los ciudadanos. Aunque las reflexiones de González se mantuvieron en un tono sosegado, mayor calor puso el dirigente de los socialistas vizcaínos, Ricardo García Damborenea, que pidió la palabra para rebatir al profesor Sotelo. "Algunos prefieren mantener a ultranza los principios aun acosta de una matanza de inocentes", dijo García Damborenea según asistentes a la reunión.

Ignacio Sotelo había comenzado por considerar intolerable para un Estado de derecho la existencia de grupos como los GAL presuntamente impulsados desde el Estado.

González hizo en su respuesta una encendida defensa del Estado de derecho lo que a su juicio no entraba en contradición con la existencia de fondos reservados, "como en cualquier país democrático". El secretario general aseguró que en países de nuestro entorno existen mayores garantías para guardar el anonimato de las personas relacionadas con la lucha antiterrorista, siempre según asistentes a la reunión. Después de estas explicaciones y al término de la reunión, en torno a las once de la noche, Sotelo se mostró plenamente satisfecho ya que había escuchado "un análisis lúcido de un responsable de un Estado de derecho moderno que ha defendido sobre todo las garantías jurídicas".

Las explicaciones pedidas por Izquierda Socialista provocaron también una declaración de la comisión ejecutiva federal en voz de su secretario de organización, Txiki Benegas: "Los socialistas como siempre, propugnamos la máxima defensa del Estado de derecho y a la independencia del poder judicial pero no parece responsable que mientras actúa la justicia se produzcan juicios paralelos y linchamientos morales", dijo en implícita referencia a Amedo y Domínguez.

La línea crítica continuó a cargo de los también miembros de Izquierda Socialista, Manuel de la Rocha y Antonio García Santesmases. La línea argumental de esta corriente se basó en criticar al Ejecutivo por haber desaprovechado la reciente crisis de Gobierno y no cambiar la política económica y ya de paso sustituir a su actual responsable, Carlos Solchaga, a quien no con sideran la persona más idónea para llevar a cabo el anunciado "giro social".

También para los críticos se hace urgente la necesidad de "aclarar" el modelo autonómico una vez que diez comunidades se encuentran legalmente en disposición de aumentar sus competencias.

La reunión del comité federal sirvió de lugar de encuentro para otros menesteres ajenos a las cuestiones de partido. Así, mientras Benegas exponía el informe de gestión, Felipe González abandonaba la sala para reunirse en un despacho con el ministro del Interior, José Luis Corcuera. Minutos más tarde se unía a ellos el titular de Justicia, Enrique Múgica. A lo largo de la tarde Corcuera tuvo ocasión de despachar con algunos colaboradores lo que en un principio llegó a alarmar ante la posibilidad de que hubiera ocurrido algún acontecimiento imprevisto.

Ello fue negado por estos colaboradores que aseguraron que la única manera de despachar con el ministro en el día de ayer había sido encontrarse con él en el partido ya que suponían que tendría algunos ratos relajados al no preverse que la reunión que se estaba celebrando le requiriera atención exclusiva.

Conflictos laborales

El sustituto de Corcuera en la ejectitiva, Abel Caballero, tiene ante sí una densa labor si se cumplen las previsiones de dotar a la secretaría de relaciones institucionales de importantes funciones, como ya se había puesto en la practica con Corcuera.

Éste ha intervenido en nombre del PSOE en los conflictos laborales más enconados de los últimos meses.

Para ocupar el puesto de José Luis Corcuera en el comité federal se habían barajado también los nombres de Carmen Hermosín, diputada y adscrita a la secretaría de organización del partido y Juan Manuel Eguiagaray vicesecretario general de los socialistas vascos.

Ministros en el partido

Este comité federal constituyente, se reunió ayer por primera vez desde el congreso federal de enero y una vez culminadas las asambleas regionales. Con sus 177 miembros, reúne más ministros en su seno que en ninguna otra etapa desde que el PSOE llegó al Gobierno, aunque también empiezan a proliferar los ex algo. Sin corbata, y algunos sin chaqueta, entraban a la sede central del PSOE los ministros Manuel Chaves, Javier Sáenz Cosculluela, Carlos Solchaga, Javier Solana, Virgilio Zapatero, Matilde Fernández, Enrique Múgica, José Luis Corcuera y Narcís Serra. Solchaga es la primera vez que forma parte del comité federal en su historia de militancia y recordaba que sólo había pertenecido al órgano similar del Partido Socialista de Euskadi.Los ex ministros Abel Caballero, José María Maravall y Fernando Morán, fueron de los primeros en llegar a la reunión y el primero dijo sentirse "muy tranquilo" una vez despojado del peso de la cartera ministerial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de julio de 1988

Más información

  • Abel Caballero, sustituto de Corcuera en la secretaría de relaciones institucionales de la ejecutiva del PSOE
  • Ministros en el partido