Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ARTISTA DE LA ESCUELA DE VALLECAS

El pintor Caneja muere en Madrid a los 82 años

Palencia, su ciudad natal, constituirá una fundación con su obra

EL PAÍS El pintor Juan Manuel Díaz Caneja, de 82 años, miembro de la Escuela de Vallecas, falleció ayer en su domicilio de Madrid. El artista convalecía de una intervención quirúrgica, tras una caída sufrida hace dos meses que le produjo la fractura de una cadera. Por este motivo no pudo asistir a los actos en su homenaje programados por el Ayuntamiento de Palencia, su ciudad natal, que ayer acordó el nombramiento de hijo predilecto e impulsar la constitución de la Fundación Díaz Caneja, donde se expondrá su obra. " capilla ardiente del pintor se instaló en el tanatorio municipal y el entierro se celebrará hoy, a las nueve de la mañana, en el cementerio civil de Madrid.

i_a corporación municipal de Palencia, ciudad en la que Juan Manuel Díaz Caneja nació el 28 de junio de 1905 y vivió hasta los 16 años, acordó ayer en un pleno urgente convocado tras conocer la muerte del pintor acelerar los trámites que se habían iniciado para otorgar al artista palentino la concesión de la Medalla de oro de la ciudad y el nombramiento de hijo predilecto, según informa .Asimismo, la corporación acordó impulsar la definitiva constitución de la fundación Díaz Caneja, que acogerá en un edificio de la ciudad al menos 30 cuadros del pintor seleccionados por el propio Caneja.

La sensación de que el reconocimiento público de Palencia a la figura de Caneja ha llegado tarde se evidenciaba en el pleno urgente que celebró ayer la corporación palentina, cuyo alcalde, el aliancista Antonio Encina, y varios concejales asistirán hoy oficialmente al entierro del artista en el cementerio civil de Madrid.

El ayuntamiento ha mantenido en los últimos meses continuos contactos con el pintor y su familia para programar el homenaje que la ciudad debería tributarle como desagravio definitivo al olvido en que su obra ha permanecido durante varias décadas en Palencia. Sólo cuando en 1980 Caneja recibió el Premio Nacional de Artes Plásticas, Palencia se acordó de su obra, donde siempre se han reflejado los campos castellanos que Díaz Caneja conoció desde su niñez, cuando cada verano se trasladaba a pasar unos meses al pequeño pueblo palentino de Poza de Urama, donde nació su madre. En 1981, el pintor recibió el título de hijo predilecto de la provincia de Palencia y en 1984 el ayuntamiento creó un premio con su nombre para pintores menores de 30 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de junio de 1988