Sin acuerdo entre Educación y sindicatos en la primera reunión tras el referéndum

La primera reunión entre los sindicatos mayoritarios de profesores de la enseñanza pública y las autoridades de Educación y Ciencia tras el rechazo mayoritario de los docentes al preacuerdo firmado el pasado 4 de mayo se limitó a la presentación de una nueva plataforma reivindicativa, unitaria, en materia de retribuciones Joaquín Arango, subsecretario del departamento, dijo al término del encuentro que la misma suponía un endurecimiento de la posición que la propia central CC OO mantuviera antes del frustrado preacuerdo.

Los sindicatos ANPE, CSIF, CC OO, UGT y UCSTE habían convenido por la mañana la siguiente plataforma mínima: elevación del actual complemento de destino de los maestros, profesores agregados de enseñanzas medias y catedráticos a los niveles 20, 23 y 26, respectivamente, con efectos del 1 de junio próximo; a partir de enero de 1989, los niveles 21, 24 y 26 más un complemento específico para los catedráticos y el comienzo de la generalización de dicho complemento a todos los cuerpos en una cuantía a determinar. Con efectos de 1 de enero de 1989, el complemento específico generalizado debería, aumentarse en una cuantía no inferior a 15.000 pesetas.Arango dijo que el límite de la oferta ministerial a la petición relativa a los complementos de destino seguía siendo de 35.000 millones de pesetas y que, por lo que respecta a la evaluación del complemento específico en que habría de concretarse la homologación con el resto de los fucionarios había sugerido a los sindicatos la conveniencia de que la misma se sustancie en el seno de la comisión interministerial de retribuciones, que estaría compuesta, en este caso, por Educación, Hacienda y Administraciones Públicas.

Los sindicatos decidieron a última hora de ayer aplazar hasta una nueva reunión que mantendrán hoy la posibilidad de un acuerdo sobre las medidas de presión a realizar en su caso en esta nueva fase negociadora.

Hasta ayer mismo, tres de los sindicatos -UGT, ANPE y UCSTE- preferían esperar a lo que determinalen los claustros; CC OO proponía a éstos una nueva fase de huelgas intermitentes, que comenzarían a partir de mañana, y CSIF, una huelga indefinida.

Esta propuesta de la CSIF fue ayer duramente criticada por el Sindicato de Estudiantes (SU), que acusó a dicha central de "corporativa" y de "demostrar poco interés por la enseñanza pública". En un comunicado, el SU pide que los exámenes de BUP, COU y FP se refieran sólo a la materia impartida en el curso y que se garantice su repetición si el porcentaje de suspensos superase el 40% de los examinados en cada caso. El sindicato estudiantil pide también que se retrase el examen de selectividad y que se instrumenten los medios para garantizar la igualdad de trato entre los alumnos de centros privados y públicos en dicho examen.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS