La Internacional Socialista de Mujeres pide un recorte del 10% de los gastos militares

La reducción en un 10% de los presupuestos militares es uno de los puntos incluidos en las tres resoluciones aprobadas ayer por la dirección de la Internacional Socialista (IS) de Mujeres al término de sus dos días de debates en Madrid. Según declaró Matilde Fernández, vicepresidenta de la IS de Mujeres y miembro de la ejecutiva del PSOE, "las tres resoluciones -referentes a las cuestiones del desarme, Centroamérica y Suráfrica- tienen como denominador común la necesidad de la paz para el logro de la igualdad en lo social, económico y, per supuesto, entre el hombre y la mujer".

"Las mujeres, principales víctimas del subdesarrollo y las desigualdades económicas, necesitamos más que nadie la paz", declaró Matilde Fernández a este periódico al explicar el contenido de las tres resoluciones que podrían ser planteadas ante el Consejo de la Internacional Socialista que inaugura hoy sus sesiones en Madrid.Además de la resolución sobre desarme -que pide el recorte en un 10% de los presupuestos militares y su utilización para programas de desarrollo en países pobres y del Tercer Mundo, la IS de Mujeres aprobó una condena al apartheid en Suráfrica, en la que se pide la aplicación de sanciones económicas contra Pretoria. La resolución sobre Centroamérica, elaborada por Matilde Fernández, apoya los acuerdos de paz en Esquipulas y Sapoá a la vez que critica "la falta de voluntad política" por parte de EE UU para alcanzar la paz en esta región.

Los temas referentes a desarme fueron también tratados por las integrantes del buró de la IS de Mujeres en la entrevista que mantuvieron el sábado con el presidente Felipe González, en la Moncloa.

En este encuentro González recalcó la necesidad de que las propuestas que se hagan a favor del desarme tengan la carga de "realismo suficiente" para que sus contenidos estén revestidos de concreción. González también coincidió con ellas en la necesidad de hacer mayor hincapié en la reducción del armamento convencional.

En este sentido, Maj Britt Theorin, embajadora sueca para desarme ante la ONU, recalcó en una de sus intervenciones que el acuerdo sobre reducción de misiles nucleares logrado el pasado diciembre por EE UU y la URSS constituye un importante paso hacia adelante en el desarme aunque, añadió, "no hay que dejarse Ilevar por la euforia". "Las armas convencionales siguen consumiendo el 80% de los gastos militares del mundo y han sido utilizadas para matar a aproximadamente 25 millones de personas en las últimas cuatro décadas", dijo la representante sueca. "Sólo con el logro del desarme convencional se liberarán recursos substanciales que podrán dirigirse a proyectos relacionados con el desarrollo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 08 de mayo de 1988.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50