"Malos tiempos para la filosofía" dice Aranguren

El profesor José Luis López Aranguren inauguró el viernes en Segovia el ciclo de conferencias La filosofía hoy, donde se debatirán distintos aspectos de la filosofía y el pensamiento. El encuentro, al que asistirán un amplio grupo de conocidos filósofos y profesores, está organizado por la extensión cultural del Centro Asociado de Segovia de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).José Luis López Aranguren declaró en su intervención inicial del ciclo dedicado a situar el pensamiento actual que "el filosofar es inseparable de la condición humana, lo que pasa es que la mayor parte de los hombre filosofan sin saberlo".

Para este profesor, hay una crisis permanente de la filosofía: "Se dice que nuestra civilización es de cultura tecnológica, mientras que la anterior era humanística y filosófica, por lo que no son buenos tiempos para la filosofía ni para el oficio de filósofo, que ciertamente parece estar un poco en decadencia".

Durante todo el mes de mayo y, parte del mes de junio, a lo largo de varias conferencias, José Gómez Caffarena, Javier Muguerza, Jacobo Muñoz, Fernando Savater, Celia Amorós, Fernando Quesada y Emilio Lledó, se van a referir en sus distintas intervenciones a algunos aspectos de la filosofía en relación con la religión, la razón, el marxismo, la voluntad, el existencialismo, la política y el lenguaje.

Según José Antonio Pérez Gallego, secretario de la Extensión Cultural de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, la crisis de los intelectuales hay que superarla con ciclos como el programado en Segovia para que éstos, que parece que están callados, vuelvan a ocupar los primeros puestos de la comunicación y a ser el norte de la cultura, "porque lo importante sigue siendo lo invisible".

"Es importante hablar de la filosofía", añadió José Antonio Pérez Gallego, "en un momento en que las humanidades, como no cotizan en la bolsa, han pasado a un segundo lugar. La crisis de las ideologías no existe. Mientras existan hombres habrá ideas y mientras haya ideas habrá ideologías".

"La crisis es de los hombres a los que no interesan las ideologías porque están cómodamente instalados. Pensar en una crisis de ideologías sería pensar en la crisis de la imaginación", añade el secretario de la UNED.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 07 de mayo de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50