Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La conflictividad social en España

Dos heridos graves y varios contusionados la huelga general del sector naval Vizcaya

Numerosas movilizaciones sociales tuvieron lugar ayer en distintas localidades del país, desde la huelga del sector naval en Vizcaya y Galicia -con paro general en El Ferrol- hasta las manifestaciones de los productores de porcino en Madrid, la Jonquera e Irún. Los incidentes más notables se produjeron en Bilbao, donde dos personas resultaron gravemente heridas y otras más sufrieron contusiones. Junto a ello, la minería de la antracita asturiana y leonesa, la construcción de Barcelona y el textil de Cataluña se sumaron a unos conflictos que conforman el preludio del tradicional Primero de Mayo, que este año se verá acompañado por una huelga de gasolineras.

La jornada de huelga general realizada ayer en la provincia de Vizcaya en defensa del empleo y contra el desmantelamiento industrial de la cuenca del Nervión concluyó con un saldo de dos heridos graves, dos autobuses incendiados, varios trabajadores de Euskalduna heridos, la suspensión del servicio de autobuses, cortes en la línea férrea que une Bilbao con Santurce y en varias carreteras vizcaínas.

Desde primeras horas de la mañana, grupos de trabajadores del sector del metal secundaron la convocatoria realizada -por los sindicatos CC OO, UGT, ELASTV, LAB y CAT colocando barricadas en las carreteras de Portugalete y Ortuella. Sobre las seis de la mañana quedó interrumpido el tráfico de la línea férrea que une Baracaldo con Muskiz por la colocación de barricadas con tablones y neumáticos, que fueron generalizándose durante toda la mañana hasta quedar interrumpido el transporte ferroviario en la linea de Renfe que discurre entre la margen izquierda del Nervión y Bilbao. El transporte público urbano también quedó interrumpido desde primeras horas, ya que, tras ser incendiados dos autobuses a la altura de Luchana-Baracaldo sobre las 6.45, la compañía de autobuses procedió a retirar todos los servicios.

Cálculos discrepantes

Patronal y sindicatos discrepan en la valoración del seguimiento de la convocatoria de huelga. Mientras fuentes de la Federación Vizcaína de Empresas del Metal aseguraron que la huelga no fue seguida más que por un 10% de los trabajadores, los sindicatos han valorado la participación en un 70%, cuya mayor repercusión se hizo notar más en las grandes empresas, y en pequeños astilleros, donde el paro afectó al 100% de la plantilla de trabajadores.Los trabajadores de Euskalduna protagonizaron durante toda la mañana de ayer graves enfrentamientos con la policía, que se saldaron con dos heridos graves ajenos al astillero y varios trabajadores heridos al ser impactados por el material antidisturbios lanzado por la policía. Los dos jóvenes heridos de gravedad son María Jesús Cobos Blas, de 17 años de edad y natural de Llodio, que resultó alcanzada por una pelota de goma cuando transitaba por el puente de Deusto en compañía de su padre.

Trasladada al hospital de Basurto, se le apreció contusión grave del globo ocular izquierdo y quedó ingresada con pronóstico grave. Ibón Larrinaga, de 14 años de edad, que se encontraba en el parque contiguo al astillero, recibió el impacto de una pelota de goma en el ojo derecho que le produjo el estallido del globo ocular, por lo que quedó ingresado en un centro hospitalario con pronóstico grave.

La policía impidió, desde primeras horas, la colocación de barricadas en el puente de Deusto, que ha permanecido abierto al tráfico durante toda la mañana con grave riesgo para las personas que circulaban por él, ya que tuvieron que sortear tanto el material antidisturbios lanzado por la policía como los objetos provenientes del astillero. Los trabajadores lanzaron con tiragomas rodamientos, piedras y cócteles molotov, varios de los cuales alcanzaron a las furgonetas de la policía, y utilizaron una mangera de agua a presión para impedir que los efectivos políciales accedieran al astillero. La policía contestó con pelotas de goma y gases lacrimógenos que causaron varios heridos.

Los trabajadores de AESA están pendientes de la resolución deI expediente de rescisión de contratos tras la falta de acuerdo con que se suspendió la última reunión de la Comisión de Seguimiento Naval.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de abril de 1988

Más información

  • Las grandes empresas del metal se solidarizan con los trabajadores despedidos de los astilleros