Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abucheos al vicepresidente

El vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, protagonizó el pasado domingo un incidente en la frontera portuguesa de Vila Real de Santo Antonio, cuando regresaba de sus vacaciones, con los numerosos automovilistas españoles que esperaban para cruzar el paso fluvial hacia Ayamonte (Huelva).Guerra, que se encontraba desde el jueves de vacaciones en un hotel de la región lusa del Algarve, pretendió acceder de forma preferente al servicio de transbordadores, por lo que fue increpado en ese momento por las personas que aguardaban desde hacía horas en la cola, cuya longitud era de varios kilómetros. Estas personas invitaron a Guerra a que "esperara su turno como todo el mundo'.

Guerra, para evitar problemas, desistió de cruzar el paso fluvial y regresó a Faro, donde un avión Mystère de la Fuerza Aérea española, fletado especialmente desde Madrid, le recogió, tomando después rumbo a Sevilla.

El incidente en la frontera hispano-lusa tuvo lugar sobre las cuatro de la tarde. El Mystère llegó al aeropuerto de Faro sobre las 21,21 horas, hora española, y partió 26 minutos después hacia Sevilla, según confirmaron fuentes del aeropuerto portugués. Según Europa Press, autoridades consulares españolas en Vila Real de Santo Antonio consiguieron gestionar que el vicepresidente del Gobierno regresara en un vuelo de línea regular Faro-Sevilla-Madrid. Sin embargo, un portavoz de Iberia afirmó anoche a este periódico que ninguna compañía aérea tiene un vuelo regular con ese trayecto.

Durante las fechas claves de Semana Santa, Navidad o verano se producen grandes aglomeraciones de automovilistas a uno y otro lado de la frontera que une España y Portugal por Ayamonte y Vila Real de Santo Antonio. Para evitar la demora han comenzado a realizarse las obras del puente internacional sobre el río Guadiana. El coste del puente será de unos 3.000 millones de pesetas, financiados al 50% entre España y Portugal, y su finalización está prevista para otoño de 1990.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de abril de 1988