Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En defensa del castellano

Esteban Gómez Rovira, de 49 años, abogado de origen madrileño y de ideología derechista, ha especializado su despacho en los últimos años en la defensa de los intereses de catellanohablantes en el campo de la enseñanza. Ha recurrido varias convocatorias del Departamento de Enseñanza de la Generalitat sobre concursos de traslados de maestros, por entender que el requisito de conocer el catalán, establecido en las bases de las convocatorias, discriminaba a opositores castellanos. Incluso interpuso una querella contra Joan Guitart, conseller de Enseñanza, por una supuesta desobediencia a la autoridad judicial, que fue desestimada. El pasado 24 de diciembre el abogado recibió un paquete bomba en su domicilio, que los artificieros hicieron estallar. Contra Gómez Rovira se han organizado manifestaciones protagonizadas por grupos nacionalistas radicales, que reclaman su expulsión de Cataluña.La mayor parte de los recursos planteados por el letrado ante la Audiencia de Barcelona no obtuvo una sentencia favorable, aunque siempre ha recurrido a las instancias judiciales superiores.

Ante la sentencia dictada ahora por el Tribunal Supremo, Gómez Rovira anunció ayer que recurrirá nuevamente el decreto impugnado por la vía de los derechos fundamentales. El titular del Departamento de Enseñanza declinó ayer opinar sobre el fallo por no conocer su contenido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de febrero de 1988