Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La URSS comenzará en mayo su retirada de Afganistán si hay acuerdo en Ginebra

El líder de la URSS, Mijail Gorbachov, ha confirmado la posibilidad de comenzar la retirada de las tropas de la URSS de Afganistán el próximo mes de mayo, ya adelantada el pasado enero en el órgano del PCUS, el periódico Pravda. En una declaración oficial transmitida anoche por la agenda Tass, Gorbachov manifestó que la salida de las tropas soviéticas puede comenzar el 15 de mayo próximo. El dirigente afgano, Mohamed Najibulá, hizo un anuncio similar en un comunicado emitido por Radio Kabul.

El dirigente soviético afirmó que si se firma el acuerdo de regulación del conflicto en Ginebra antes de ese plazo, la retirada puede también comenzar antes del 15 de mayo. Gorbachov desvinculó la retirada de las tropas soviéticas del futuro de la "política de reconciliación nacional" llevada a cabo por el presidente Najibulá y distinguió entre la retirada de las tropas soviéticas en el marco de un acuerdo que garantice la no injerencia exterior y la creación de un gobierno de coalición.Gorbachov se pronunció decididamente en contra de tomar parte en la resolución de este punto y señaló que el futuro de Afganistán debe ser decidido por los propios afganos. Gorbachov, que no utilizó ninguno de los términos despectivos frecuentemente empleados por los representantes soviéticos para referirse a la guerrilla afgana, dijo que el régimen de Najibulá estaba dispuesto a compartir el poder con las grupos armados que luchan contra él, incluidos los que reciben ayuda extranjera.

Un Afganistán independiente, no alineado y neutral es el país que, en opinión de Gorbachov, quieren la mayoría de los afganos. "Nosotros sólo podremos alegrarnos de tener tal vecino en nuestra frontera meridional", sentenció. Gorbachoy distinguió la existencia de un aspecto "técnico" y otro "político" de la retirada militar y señaló que el primero necesita tiempo y el segundo está ligado a las garantías de no injerencia para lo que "ahora se han creado condiciones previas mutuamente satisfactorias".

El calendario de la retirada soviética de Afganistán es el único punto no acordado todavía en las conversaciones que mantienen Pakistan y Afganistán en Ginebra bajo los auspicios de la ONU, según reconoció el mismo Gorbachov. Pakistán ha tratado de obtener garantías sobre el futuro gobierno de Kabul una vez retiradas las tropas soviéticas. Gorbachov salió al paso de las demandas paquistaníes afirmando que los enfrentamientos pueden ser evitados después de la salida soviética "si los que ahora luchan contra sus hermanos adoptan una actitud responsable y tratan verdaderamente de involucrarse en el proceso de pacificación". Insistió en que los conflictos posteriores deben ser resueltos entre los propios afganos y, en caso necesario, se puede recurrir a la ONU y el Consejo de Seguridad.

Gorbachov manifestó, además, que la retirada puede realizarse en el plazo de diez meses. Pravda había mencionado anteriormente la fecha del primero de mayo para el início de la retirada y había citado el 1 de mayo y había insistido en el plazo de 12 meses para realizar la operación.

Gorbachov elogió el comportamíento, de las tropas soviéticas en Afganistán, que, según dijo, "han cumplido su deber con honor" y realizado 'actos de sacrificio y heroísmo". Prometió un tratamiento especial a quienes han luchado en Afganistán, así como un recuerdo también especial para los caídos en aquella guerra.

Afirmó que el cese del conflicto afgano influirá de forma positiva en otros conflictos -"heridas sangrantes"- en Oriente Próximo, la guerra entre Irán e Irak, la situación en Latinoamérica y en Camboya, entre otros.

Reacción de EE UU

Por su parte, la Administración norteamericana reaccionó con satisfacción, no exenta de dudas, al anuncio de Gorbachov sobre la retirada de Afganistán. "Tiene el aire de ser un paso positivo y esperamos que así sea", declaró el portavoz de la Casa Blanca, Merlin Fitzwater, «pero hay que estudiar los detalles y ver que es lo que significa".El Departamento de Estado, por su parte, por medio de su portavoz, Charles Redinan, indicó que aún no conocía la totalidad de la propuesta, pero que, en cualquier caso, el establecimiento de un calendario para la retirada de las tropas era "un elemento clave" para el progreso de las negociaciones de Ginebra. "Nos congratulamos de la aparente voluntad de Gorbachov de tratar este punto", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de febrero de 1988

Más información

  • El líder del Kremlin, Mijail Gorbachov, se compromete a una fecha