Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las instalaciones de Antoni Muntadas

Los 'híbridos' de un pionero del videoarte

Híbridos es el título de la exposición del artista catalán Antoni Muntadas que se inaugura en el Centro de Arte Reina Sofía el próximo día 11. Dos de las obras que se exponen han sido creadas específicamente para este centro: Situación, que parte de las características espaciales del edificio y del cambio de funciones que ha experimentado, desde hospital o complejo deshabitado a centro de arte, y que constituye una metáfora sobre la arquitectura como resultado de actos sociales, políticos y culturales. Monumento genérico es otra instalación sobre Madrid a partir de fotografías de cuatro torres de distribución de energía eléctrica, metáfora igualmente de la centralización y descentralización de la información.

MÁS INFORMACIÓN

El título de la exposición de este artista, uno de los pioneros del videoarte y el autor español más conocido y más importante en este medio, obedece a esa inclasificación del heterogéneo material artístico que trabaja. Muntadas insiste en esa superposición y solapamiento de las tres esferas o ámbitos que forman el sustrato de sus creaciones: la confluencia entre artes plásticas, ciencias sociales y medios de comunicación, tanto impresos como electrónicos.El primer atributo de esa hibridez nace, por tanto, de esos tres círculos superpuestos que constituyen el trasfondo de sus inquietudes y preocupaciones intelectuales y estéticas. El segundo rasgo de hibridez nace del propio proceso de realización y de los materiales, soportes y medios que se utilizan: imágenes videográficas, fotografías, diapositivas, textos, libros, monitores, espacios arquitectónicos y urbanísticos. Un nuevo factor de hibridez viene dado también por la heterogeneidad de los circuitos de difusión y de comunicación con el público, que van desde la televisión, las galerías de arte, los festivales, los museos e incluso la representación en vivo en espacios abiertos y públicos, como la experiencia barcelonesa de Rambla 24 horas (1981).

En resumen, comenta Muntadas, "en botánica y en genética se utiliza el híbrido como la unión de dos elementos distintos que producen un tercero que a su vez es distinto de los que procede. Yo no me refiero a uno u otro medio. Me interesa esa inclasificación de la obra creativa. Parto del hecho de que son trabajos que fuerzan al espectador a organizar y filtrar su propia información, como ocurre cuando vemos una instalación".

Hay dos claros y eminentes ejemplos de esta hibridez creativa en la exposición del Reina Sofía, las dos obras realizadas expresamente para este centro: Monumento genérico y Situación.

La primera es una instalación, una foto-escultura a partir de cuatro torres de alta tensión fotografiadas en los alrededores de Madrid -en sus cuatro puntos cardinales- situadas en un prisma y que constituyen una especie de pirámide de luz sobre la centralización y descentralización, la confluencia y distribución de energía como metáfora de la descentralización y distribución de la información. Este Monumento genérico que se expone en el Reina Sofía es una nueva versión del que ya expuso en París el pasado año.

Metáfora

Muntadas ha creado para el espacio específico del Reina Sofía la instalación denominada Situación, "una metáfora sobre los factores de cambio, sobre la transición entre los elementos de arquitectura interior de un museo y la relación con el exterior. Para mí es una pieza orgánica. Tendrá todas las ventanas abiertas para relacionarse con la ciudad: entrará la temperatura exterior, el ruido urbano y el aire fresco, la luz, etcétera. Pero es una metáfora también sobre España como Segundo Mundo. Yo creo que España es un país del Segundo Mundo, que tiene elmentos de países desarrollados, del Primer Mundo, y elementos del Tercer Mundo. En este sentido, es un trabajo también sobre la transición y los cambios sociales, económicos, políticos y tecnológicos, etcétera, a caballo entre esas realidades del Primer y Tercer Mundo". La instalación consta de ocho paneles luminosos de 1,00 por 0,70 metros sobre elementos arquitectónicos del Reina Sofía, más algunas fotografías que confieren a este edificio y al cambio de funciones que ha tenido una lectura metafórica del cambio sociológico, político y cultural del país.El catálogo de la exposición está concebido como un producto híbrido. Además de lo! textos, entre ellos un extenso estudio de Eugeni Bonet sobre la trayectoria artística de Muntadas, se incluye 50 páginas con fotografías: en las páginas pares se reproducen en blanco y negro fotografías de distintos edificios que se confrontan, en las páginas impares, con otras dos imágenes, una serie de fotos en blanco y negro sobre gestos sociales y políticos extraídas de los medios de comunicación más una serie de fotos en color sobre salas de consejos o escenarios donde se toman decisiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de febrero de 1988