Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primeras experiencias

La exposición recoge una serie de referencias a trabajos anteriores de Antoni Muntadas, sin que pretenda ser una retrospectiva o antológica. Su primera exposición colectiva se remonta a 1963, y la primera individual la realizó en la galería Vandrés, de Madrid, en 1971. Las primeras referencias vienen dadas por la selección de tres trabajos anteriores elegidos por los comisarios de la exposición, Guadalupe Echevarría y Vicente Todolí: On subjectivity (1978), La televisión (Vandrés, 1980) y Media Sites Media Monuments (1982).On subjectivity está integrada por un libro y por una cinta de vídeo. El libro consta de 50 fotografías recopiladas de un anuario de la revista Life, de las que Muntadas envió cinco copias de cada una a artistas, críticos, etcétera, de todo el mundo, y a quienes pidió una interpretación de aquellas imágenes. La cinta de vídeo es una grabación de 50 minutos realizada en 1978 sobre la televisión norteamericana, una reflexión personal del artista sobre el hecho televisivo.

La televisión es una instalación sobre un televisor situado en un establecimiento público sobre cuya pantalla se proyectan diapositivas acompañadas de una banda sonora con palabras y una canción titulada La televisión, que interpreta el italiano Enzo Janacci. La instalación es, para el autor, "una especie de exorcismo sobre el televisor".

Media Sites Media Monuments es una serie de 14 fotografias sobre Washington en cuanto ciudad que es memoria del país en la que se levantan monumentos a personajes y a grandes acontecimientos históricos relacionados con los medios de comunicación. Esta obra confronta la realidad histórica del hecho acaecido en el pasado con su dimensión y situación actuales.

En otra sala se exhibirá una muestra de su producción videográfica: cinco cintas relacionadas con los medios de comunicación: Watching the Press, Reading TV (1981), Media Ecology Ads (1982), Credits (1984), This is not an Advertisement (1985) y Slogans (1986). Algunas de estas cintas constituyen su más valiosa aportación a la historia del vídeoarte y muestran la faceta más conocida de Muntadas: su indagación, análisis y crítica sobre el funcionamiento de los medios, sus procesos de creación, de difusión y de lectura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de febrero de 1988