_
_
_
_

Plácido Domingo se presentó en Madrid como director

Andrés Fernández Rubio

Plácido Domingo les intentaba explicar ayer a los inúsicos de la Orquesta Philharmonia de Londres, durante un ensayo, que el preludio de La revoltosa, de Chapí, hay que tocarlo "very castizo". Así lo hizo esta prestigiosa agrupación en el concierto que horas más tarde significó, el debú en Madrid de Domingo como director de orquesta, en una presentación que continuará hoy, día en el que el cantante: madrileño cumple 47 años "Estoy nervioso, pero hemos trabajado bien y la orquesta es muy buena", decía el tenor, mientras Marta Ornelas, su mujer y su prirnera fan, comentó sobre esta faceta con batuta de su marido: "Crecerá. Plácido no se estanca nunca".El nerviosismo no se le notaba mucho a Plácido Domingo mientras ensayaba, aunque sí una enorme concentración. Un poco encorvado, echando para adelante su corpachón, que recuerda cariñosamente a los osos, no parece Domingo un exquisito dirigiendo, como Abbado o Kleiber, pero sí un destacable director, a juzgar por el sonido y por lo que dice un músico: "Tiene un gran sentido musical y comprende muy bien la partitura".

"Let's go to La revoltosa, plea se!" (¡Vayamos a La revoltosa por favor!). Y el tenor comienza a dirigir de forma casi operística, con cara de circunstancias, como si la música fuera la tormenta, y él, Otelo victorioso llegando a puerto o matando a Desdémonapreso de los celos. Pero lo que suena es Chapí, y se podría esperar, viendo a Domingo vivir tan intensamente la música, que de pronto comenzara a cantar: "¡Mari Pepa de mi arnor!".

La satisfacción

Aunque Domingo tiene tras de sí una ya abultada carrera como director de óperas, era ayer la primera vez, según dijo, que dirigía un programa sólo sinfónico, que incluyó obras de Chapí, Falla y Beethoven. "Es muy distinto una ópera que un concierto con la orquesta como protagonista. La verdad es que la satisfacción quizá sea mayor en este último caso, porque los músicos están menos oscurecidos", dijo. A la preguntade si cuando piense en retirarse se va a dedicar a la dirección, respondió: "Claro".Claro está también que Domingo tiene en su mujer a una seguidora infatigable. "¿Que cómo encuentro a mi marido como director?: Di-vi-no". Marta Ornelas recuerda que el pasado fin de año el tenor dirigió El murciélago con la Filarmónica de Viena, y que el mes pasado, en Los Ángeles, dirigió Macbeth. Otras obras dirigidas por el tenor han sido La Bohème o Romeo y Julieta, con orquestas como la de la New York City Opera o la del Metropolitan Opera House de Nueva York. Ordelas comenta que hoy, cumpleaños de Domingo, no va a haber mejor celebración que el hecho de que él dirija.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_