Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crece en Estados Unidos el interés por la literatura latinoamericana

El interés por la literatura de Latinoamérica crece en Estados Unidos y este año van a ser publicadas obras clásicas y novedades literarias de autores como Jorge Amado, Gabriel García Márquez y Carlos Fuentes, según informa en un amplio reportaje publicado el pasado domingo el diario norteamericano The New York Times.

"Inevitablemente, el boom subsiste", afirma el diario, "pero ahora vuelve con más fuerza de nunca. No hay muchos títulos nuevos, pero las traducciones tienen hoy mucho más éxito de crítica y de público y su repercusión es mayor".The New York Times afirma que la literatura latinoamericana se ha concebido en este país como de realismo mágico, rebosante de fantasía, realidad e ilusión, leyenda y superstición. Señala el periódico que muchos de los escritores latinoamericanos utilizan ahora la novela para describir los problemas sociales, económicos y políticos de la región.

Dentro de este creciente interés literario es especialmente esperada la publicación en febrero de Showdown (Tocaia grande), del brasileño Jorge Amado, un conocido éxito de ventas por cuyos derechos la editora Bantam pagó 250.000 dólares hace dos años, lo que constituye uno de los más altos precios asignados por una casa norteamericana a una novela extranjera.

La crítica literaria estadounidense pronostica una mayor presencia de este famoso autor brasileño en 1988, ya que la editorial Avon proyecta reeditar, a partir de marzo, 13 de sus novelas, que se iniciarán con El capitán de las arenas, obra escrita exactamente hace 50 años. El colombiano Gabriel García Márquez, premio Nobel de Literatura en 1982, constituye otra de las figuras más destacadas de las letras latinoamericanas.

Un millón de ejemplares

Su nueva novela, El amor en los tiempos de cólera, será publicada en abril por Alfred A. Knopf, con una tirada inicial de 100.000 ejemplares. El millón de copias editadas de Cien años de soledad, del mismo autor, se agotó en Estados Unidos.Gregory Rabass, traductor de Cien años de soledad y de Tocaia grande, asegura en el periódico que si hace muchos años era muy difícil para los escritores latinoamericanos penetrar en el mercado estadounidense, ahora el interés se ha diseminado por diversos Estados de la Unión. En Nueva York, por ejemplo, se editan, desde hace 40 años, las obras del poeta y ensayista mexicano Octavio Paz.

Una pequeña editorial de Nueval York pondrá a la venta dentro de poco tiempo Ficción contemporánea de América Central, del boliviano Rosario Santos. Además de las obras de Jorge Amado, cinco escritores brasileños han vendido derechos a editoriales norteamericanas para próximas publicaciones, entre ellas, La extraña nación de Rafael Mendes, de Moacyr Scliar.

La producción literaria de Argentina también estará presente con obras como El nuevo Perón, de Tomás Eloy Martínez; Todos los fuegos el fuego, de Julio Cortázar; Puerta abierta, de Luisa Valenzuela, y Los perros del paraíso, de Abel Posse.

De la literatura chilena se ha anunciado la próxima publicación de Toque de queda, de José Donoso; de la uruguaya, Siglo de viento, novela escrita por Eduardo Galeano, y del peruano Mario Vargas Llosa se pondrá en venta próximamente El escribidor. Además serán editadas Cristóbal Nonato, del mexicano Carlos Fuentes, así como una serie de obras de exiliados bolivianos, chilenos y cubanos.

Dentro de este grupo serán publicadas las novelas tituladas Silencio penetrante, de Arturo von Vacano; El último vals en Santiago y otros poemas del exilio y de la desaparición, del chileno Ariel Dorfman, y Eva luna, de la chilena Isabel Allende. Otra publicación es la del exiliado cubano Reinaldo Arenas; su obra, La malograda peregrinación de fray Servando, fue publicada recientemente y en junio será puesta a la venta otra de sus novelas, Cantando de lo bueno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de enero de 1988