LOS LÍMITES DE LA "PERESTROIKA"

Una estrella que se apaga

La estrella política de Boris Eltsin, el dinámico jefe del Partido Comunista en Moscú desde 1985, comenzó a declinar, en opinión de observadores políticos en la capital soviética, en enero de este año cuando no se produjo su ascenso a miembro de pleno derecho del Politburó.Eltsin, que había llegado desde la ciudad de Sverlovsk, en los Urales, había sido nombrado miembro suplente del Politburó en 1986, cuando se le consideraba como una arrasadora personalidad política y un hombre de confianza de Gorbachov.

Miembro de pleno derecho del Comité Central desde 1981, Eltsin se había caracterizado por su personal estilo que le llevaba a comprobar por sí mismo el estado de los transportes y de los servicios de abastecimiento alimenticio de la capital. Un discurso suyo, donde confesaba que había perdido varios botones de su abrigo en un autobús, se hizo famoso en 1986. En aquella ocasión uno de los asistentes a la sesión le había enviado una nota anónima pidiéndole que se volviera a su tierra de origen.

Más información
Boris Eltsin, destituido por sus "grandes fallos" al frente del partido comunista en Moscú

Eltsin se había pronunciado de forma muy abierta contra los privilegios y había tenido una intervención fuertemente crítica durante el XXVII congreso del PCUS.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre la firma

Pilar Bonet

Es periodista y analista. Durante 34 años fue corresponsal de EL PAÍS en la URSS, Rusia y espacio postsoviético.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS