Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SITUACIÓN EN CENTROAMÉRICA

Asesinado por dos pistoleros el presidente de la Comisión de Derechos Humanos de El Salvador

AGENCIAS El presidente de la Comisión de Derechos Humanos de El Salvador, Herbert Ernesto Anaya Sanabria, de 33 años, fue asesinado ayer en la capital de este país, ante su mujer y sus cinco hijos, por dos pistoleros que le aguardaban apostados en el aparcamiento de la urbanización donde residía. Un portavoz de la comisión acusó a los ultraderechistas escuadrones de la muerte de ser autores del crimen y responsabilizó también al Gobierno y al Ejército.

El atentado se produce poco después de que el diálogo entre el Gobierno y la guerrilla volviera a fracasar, la pasada semana, en Caracas, por discrepancias respecto al alto el fuego. El asesinato constituye un duro golpe al proceso de paz.La esposa de Anaya declaró que su esposo se encontraba en el estacionamiento de su urbanización para acompañarle a trasladar a sus cinco hijos al colegio cuando fue acribillado a balazos. Según algunos testigos, dos hombres con el rostro cubierto abrieron fuego con armas con silenciador cuando la víctima se disponía a entrar en su automóvil, y le alcanzaron en la cabeza y el pecho, antes de huir en una camioneta.

Anaya Sanabria era desde hace varios años presidente de la Comisión de Derechos Humanos de El Salvador (CDHES), una organización no gubernamental que denunció en reiteradas ocasiones la constante violación de los derechos humanos por parte del Gobierno del presidente José Napoleón Duarte.

En febrero pasado había sido puesto en libertad despuésde sufrir nueve meses de prisión, sin juicio, acusado de actividades subversivas. Su excarcelamiento se produjo junto con la de un centenar de presos políticos y guerrilleros heridos, canjeados por un coronel secuestrado por el Frente de Liberación Nacional Farabundo Martí (FMLN).

"Éste ha sido un crimen de los escuadrones de la muerte. Sabemos que estos grupos están controlados por las fuerzas de seguridad. El Gobierno es responsable", declaró a una emisora de radio un portavoz de la organización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de octubre de 1987