Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil española entrenará en Mozambique a unidades antiterroristas

El ministro de Asuntos Exteriores de Mozambique, Pascoal Mocumbi, está satisfecho de la "buena acogida y disponibilidad" del Gobierno español para profundizar en la cooperación que mantiene con Maputo. La visita de Mocumbi -que concluye hoy- tenía, entre otros objetivos, el de ultimar los detalles de un acuerdo de ayuda española que prevé el entrenamiento de unidades rurales mozambiqueñas, especializadas en técnicas antiterroristas, por parte de la Guardia Civil española. Mocumbi considera que los éxitos que la diplomacia mozambiqueña ha recogido en sus recientes giras por Occidente se deben más a una mayor comprensión hacia los problemas de su país que a la apertura del Gobierno marxista de Maputo.

"Las relaciones entre los miembros de la comunidad internacional son como los amores: primero es la duda, luego la lucha para romper las barreras y crear la confianza; cuando se alcanza esta fase es cuando se puede construir algo sólido y duradero". Así explica Pascoal Mocumbi el giro a Occidente dado recientemente por el Gobierno marxista de Maputo. En su opinión, hablar de apertura mozambiqueña no es del todo correcto: "Mozambique siempre ha buscado aliados -económicos y militares- entre los países de uno y otro bloque, antes y después de la proclamación de la independencia en 1975", afirma. "Más que una apertura por parte nuestra, lo que ha habido es una modificación cualitativa de la actitud de escucha de los Gobiernos occidentales", añade.En este sentido sitúa Mocumbi los resultados positivos obtenidos por su Gobierno en sus recientes contactos diplomáticos en EE UU, Francia, Reino Unido y España con el fin de lograr ayuda económica y militar para su lucha contra la hambruna que azota actualmente el país por culpa de la sequía y los efectos devastadores de la guerra no declarada que Suráfrica desarrolla en el África austral y los forajidos de la guerrilla de Renamo, que apoya Pretoria.

Plan de ayuda

En España, según fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores en Madrid, Mozambique ha logrado un plan de ayuda para la creación de unidades rurales para proteger las zonas objeto de los ataques guerrilleros. Este plan excluye la intervención directa de efectivos españoles a las zonas de peligro -donde patrullan tropas de Zimbabue y Tanzania-, sino el entrenamiento por parte de la Guardia Civil en técnicas antiterroristas. Uno de los puntos de este acuerdo prevé el próximo desplazamiento, a Mozambique de una media docena de técnicos de la Guardia Civil para estudiar el terreno."El espíritu de Nkomati vive, afirma Mocumbi al referirse a los acuerdos de paz firmados en 1984 con Suráfrica. "El hecho de que Suráfrica siga violando estos pactos no modifica nuestra firme convicción de que nuestros dos países pueden convivir en paz a pesar de sus diferencias ideológicas", añade.

Por ello, afirma, su Gobierno no ha permitido desde entonces el establecimiento de bases militares del ANC (la guerrilla surafricana que lucha contra el apartheid).

Mocumbi califica de exageradas las recientes informaciones según las cuales, en algunas de las zonas de su país más afectadas por la sequía se producen unas 50 muertos por hambre cada día. "Hay una manipulación de estadísticas, aunque sí es cierto que en Mozambique existe actualmente una situación económica desastrosa que ha obligado a miles de personas a convertirse en desplazados en peligro de muerte", afirma el ministro.

"La situación bélica es indudablemente el principal culpable de esta situación", explica. "Claro que también estamos pagando los efectos de una larga lista de errores que hemos cometido en política económica", añade.

Mocumbi considera que la solución de los problemas económicos africanos debe partir de "un diagnóstico realista" y una "terapia valiente" por parte de los propios Gobiernos además de la asistencia de los países industrializados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de octubre de 1987