Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva reconversión siderúrgica de la CE preocupa en Ensidesa

Expertos comunitarios se han mostrado muy cautos sobre las repercusiones en España de la nueva reconversión siderúrgica que la Comunidad Europea (CE) está estudiando en estos momentos, en el transcurso del primer congreso nacional de tecnología siderúrgica, celebrado en Gijón. El presidente de Ensidesa, Fernando Lozano, había expresado su preocupación por el futuro del sector en el acto inaugural del congreso.

En los últimos días se han intensificado los rumores sobre la posibilidad de que Ensidesa, la primera planta siderúrgica española, tenga que afrontar en los años noventa una nueva reconversión, inmediatamente después de la que sufre ahora. La plantilla de la empresa quedará fijada en 15.000 trabajadores, y los resultados no deberán arrojar pérdidas al término del actual período de transición tras el ingreso de España en la CE, que culmina en 1989.El presidente del Principado, Pedro de Silva, dijo en su intervención en el congreso que "Ensidesa es para las instituciones regionales indispensable en el futuro industrial, económico y social de Asturias. Debe seguir siendo la primera siderúrgica de España y debe convertirse en una de las primeras de Europa". Actualmente, Ensidesa construye una nueva acería, gracias a una cuantiosa inversión pública destinada a que la empresa compita con los mejores aceros mundiales.

Los expertos comunitarios eludieron pronunciarse sobre la reconversión que se avecina en la Europa de los doce, que los principales responsables de la comisión ya han anunciado oficialmente a los dirigentes industriales de los 12 países miembros.

Adolf Faber, encargado del crédito e inversiones en la Comunidad Europea del Carbón y Acero (CECA), declaró que "la CE sólo apostará por industrias socialmente modernas y rentables".

El español Gustavo Martín Prada, funcionario de la comisión, insistió en que no puede predecirse lo que ocurrirá a partir de 1989. Por su parte, el belga Paul Niles, descartó que esté próxima la sustitución del acero por otros productos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de octubre de 1987

Más información

  • Cautela de los expertos comunitarios