_
_
_
_

Un festival en Grenoble reivindica el género 'negro'

ENVIADA ESPECIALGrenoble se convirtió ayer en una fiesta para inaugurar el noveno Festival Internacional del Cine y la Novela Negra, que este año se celebra bajo el lema La ciudad y la noche. Numerosas tiendas muestran sus escaparate s ambientados en tema negro y la estación de Grenoble -a donde llegó ayer el tren negro procedente de París con escritores, editores y críticos- apareció llena de extraños y patibularios personajes: vagabundos, mendigos, una anciana en una silla de ruedas, un increíble cadáver cubierto con una manta... Se trata de maniquíes realizados en cera por Claude Merle. Tan reales que poco después de ser instalados, un empleado de los ferrocarriles franceses llamó, según explica el diario Le Dauphine libéré a la policía para avisar que unos tipos sospechosos se habían encerrado en la sala de espera.

Estos sorprendentes personajes se hallan también presentes en el Palacio de Deportes, donde hoy se inaugura la feria de la novela negra. La pista del Palacio de Deportes ha sido decorada y ambientada como una ciudad negra. Hay incluso un barrio chino en el más puro estilo de Chinatown. Participan en esta feria más de 50 editoriales francesas y unas pocas extranjeras: sólo la italiana Mondadori; Rowholt de la República Federal de Alemania y una

representación de la Asociación de Editores británicos.

La mayoría de los 150 escritores presentes son franceses; destacan entre ellos Didier Daeninckx, cuya novela Meurtres par memoire, que obtuvo en 1984 el gran premio de la literatura policiaca, fue publicada en catalán antes del verano por la colección La Negra, y que ha salido recientemente en castellano, editada por Júcar con el título de Asesinatos archivados. El otro francés más solicitado es Thierri Jonquet cuyas novelas La bella y la bestia y Tarántula han sido publicadas en España por Júcar. Entre los extranjeros, cabe destacar al japonés Seicho Matsumoto, prácticamente desconocido en Europa y que se presenta como el Simenon japonés; el soviético Julian Semionov, autor de best sellers de un

millón de ejemplares en su país; y la sueca Maj Sjöwall, que hablará hoy de la actual novela policiaca sueca.

Presencia española

Pese a que existe una cierta expectación en Francia por la novela policiaca española, sólo está prevista la presencia en el festival de Manuel Vázquez Montalbán y Andreu Martín. Por otra parte, y coincidiendo prácticamente con el festival, la revista francesa Hard-Boiled Dicks ha dedicado un número doble a Vázquez Montalbán y a la novela negra española.

El festival, conocido en Francia como Europolar, inicia este año en Grenoble una nueva etapa.

Entre 1979 y 1986 se celebr6 en Reims, prácticamente restringido a autores franceses. Esta edición pretende iniciar una andadura internacional y aunque apenas si asisten editores europeos, consideran sus organizadores que es sólo el principio.

El principal objetivo del renovado festival es, según Jean-François Carrez Corral, organizador de Europolar y vicepresidente de la Asociación 813 (entidad francesa que acoge a escritores, críticos, editores aficionados al género), es promocionar las novelas policiacas, fomentar el intercambio europeo, demostrar que la novela negra no es un género menor. "Del término novela negra", manifestó Carrez, "nos interesa la primera palabra, novela. En este género como en los otros hay buenas y malas obras; a nosotros nos interesa promocionar las novelas negras de calidad".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_