Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RESPALDO AL DIÁLOGO EN CENTROAMÉRICA

El creador del 'Plan Arias' gana el Nobel de la Paz

El presidente de Costa Rica y promotor del plan de paz para Centroamérica que lleva su nombre, Oscar Arias Sánchez, fue galardonado ayer en Oslo con el Premio Nobel de la Paz de 1987 Arias, de 46 años, fue seleccionado entre 93 candidatos presentados este año al comité Nobel, "por sus trabajos a favor de la paz en Centroamérica, que condujeron al acuerdo firmado. en Guatemala el 7 de agosto" pasado, según el comunicado público emitido por el comité. La decisión fue seguida por reacciones de satisfacción prácticamente unánimes en el mundo.

Egil Aarvik, presidente del comité del Parlamento noruego encargado de adjudicar el premio, fundamentó la decisión en el papel desempeñado por Arias en el proceso de pacificación en Centroamérica desde que presentara, en febrero pasado, el plan que lleva su nombre. El nombre de Arias no era mencionado entre los posibles ganadores del Nobel de la Paz de este año, por el que competían candidaturas de 62 personalidades, entre ellas las de los presidentes de Argentina, Raúl AIfonsín, y de Filipinas, Corazón Aquino, y de 31 organizaciones.El comunicado oficial del comité Nobel afirma que Arias, como arquitecto del plan que lleva su nombre, "ha hecho una importante contribución al posiIble retorno de la estabilidad y de la paz a una región largamente afectada por conflictos y guerras civiles". Agrega que con ello, Arias ha continuado la constructiva labor iniciada por el grupo de Contadora". "Prerrequisito para obtener la paz", añade la nota oficial, "es la realización de los ideales democráticos, con igualdad y libertad para todos. En opinión del comité, Oscar Arias es un vralioso portavoz de estos ideales".

Reacción de Reagan

La designación de Arias como ganador del Nobel de la Paz provocó una oleada de felicitaciones al presidente costarricense de personalidades políticas de todo el mundo. La reacción del presidente norteamericano, Ronald Reagan, llegó hojas después del anuncio oficial hecho en Oslo. "Le felicito", dijo escuetamente Reagan a los periodistas, poco antes de abandonar Washington para iniciar una gira en Nueva Jersey. Más tarde, el portavoz presidencial. norteamericano, Mervin Fitzwater, dio a conocer un mensaje de Reagan según el cual "Arias merece plenamente el premio por haber comenzado a poner a la región centroamericana sobre la ruta de la paz". Reagan dijo también, según Fitzwater, que "esta recompensa debería inspirarnos a todos a renovar nuestros esfuerzos para establecer una paz duradera y el establecimiento de la democracia en la región".

La concesión del premio a Arias se produce en un momento en que la Administración de Reagan solicita al Congreso de EE UU la aprobación de una nueva ayuda financiera a la contra nicaragüense de 270 millones de dólares (32.400 millones de pesetas).

El presidente Arias, que calificó el galardón como "un tributo a mi país", es un decidido enemigo de renovar la ayuda norteamericana a la contra. "Una nueva ayuda a la contra vendría a entorpecer todo el esfuerzo que hemos hecho por cumplir con el acuerdo de Esquipulas 2", dijo Arias en una emisión difundida ayer por Radio Francia Internacional. La decisión del comité Nobel provocó una inmediata polémica en EE UU entre demócratas -que apoyaron sin reservas el premio- y republicanos. El líder republicano del Congreso, Robert Michel, dijo que el premio era "prematuro". Otro congresista republicano, Jack Kemp, precandidato presidencial de su partido, calificó la decisión de "error".

Arias, que recibió la noticia en su residencia de la playa, situada cerca de San José, afirmó: "Es el día más feliz de mi vida". Y agregó: "No creo merecerlo, pero lo acepto en nombre del pueblo de Costa Rica". Posteriormente, manifestó que compartía moralmente la recompensa con sus colegas de Centroamérica, a los que invitó a "redoblar sus esfuerzos" de paz.

El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, fue uno de los primeros jefes de Estado en felicitar a su colega costarricence en un mensaje en que le expresa su "profunda satisfacción". "Es un reconocimiento que alienta las voces que apoyan Esquipulas 2", dijo Ortega.

Una opinión similar expresaron los secretarios generales de la ONU, Javier Pérez de Cuéllar; de la Organización de Estados Americanos, Joao Clemente Baena, y del presidente de la Comisión de la Comunidad Europea, Jacques Delors.

El rey Juan Carlos expresó su satisfacción por la concesión del Nobel a Arias. Dicha distinción, manifestó el monarca durante un discurso con motivo del Día de: la Hispanidad, "constituye un orgullo para todos nosotros ya que afecta a un miembro de nuestra comunidad de naciones". El Gobierno español también hizo pública su "enorme alegría" por la decisión, según manifestó el ministro de Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez. El secretario de Estado para Iberoamérica, Luis Yañez, afirmó por su parte que el premio "significará un incentivo irreversible para la paz centroamericana".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1987

Más información

  • "Es el día más feliz de mi vida", declara el presidente de Costa Rica, impulsor de Esquipulas2