Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El retorno de 'Los Intocables'

Brian de Palma ha llevado al cine la clásica serie televisiva

La primera semana de octubre tiene previsto su estreno en España la película Los Intocables de Eliot Ness, dirigida por Brian de Palma e inspirada en la conocida serie de televisión que en la década de los sesenta produjera la cadena American Broadcasting Corporations (ABC). La adaptación cinematográfica tiene también como punto de referencia la figura de Eliot Ness, personaje que existió en la vida real y a quien se atribuye un importante papel en la persecución de Al Capone en el Chicago de los primeros años treinta. El filme, que introduce importantes modificaciones sobre su precedente televisivo, mantiene lo principales valores de uno de lo mayores éxitos de la televisión.

La película, que en el original lleva el título de Los Intocables, se presentará en España como Los Intocables de Eliot Ness, debido a algunos problemas de registro. Robert de Niro, como Al Capone, y Sean Connery, como el agente Malone, dirigen el reparto acompañando a Kevin Costner, quien, gracias a su interpretación del agente del Tesoro Eliot Ness, se ha convertido en una de las nuevas figuras del cine norteamericano.

Para la realización del guión original, la Paramount contrató los servicios de David Mamet, un prestigioso dialoguista natural de Chicago que tuvo la oportunidad de vivir en esa ciudad gran parte de los acontecimientos en los que se basa su ficción cinematográfica.

La película, argumentalmente, apenas tiene puntos de referencia con la serie televisiva que se creara hace casi 30 años. El año 1959, la cadena de televisión ABC emitió en dos capítulos una adaptación de la autobiografía de un ex agente del tesoro llamado Eliot Ness, conocido por haber sido uno de los hombres claves en las operaciones policiales que desembocaron en el año 1931 en la detención y posterior encarcelamiento del gran capo de la Mafia en Chicago, Al Capone. Los dos episodios se ofrecieron, con el título de Los Intocables, dentro del programa Desilu playhouse, que producían el matrimonio Desi Arnaz y Lucille Ball.

La buena acogida que tuvo entre el público la doble emisión animó a la cadena a producir una serie continuación de la historia. Un productor de prestigio Quinn Martin, recientemente fallecido, fue encargado por ABC para llevar adelante el proyecte Los Intocables comenzó a emitirse el 15 de octubre del mismo año 1959. La serie comenzó con la detención de Capone y con la lucha de sus dos principales lugartenientes, Jake Guzik y Frank Nitti, por hacerse con el control del negocio mafioso. En la vida real, Eliot Ness había disuelto lo auténticos Intocables tras la detención de Capone, con lo que la serie partía desde sus inicios de la más pura ficción. Por el contrario, la película de Palma retrocede de nuevo en el tiempo y finaliza con el encarcelamiento del capo mafioso.

Las primeras polémicas

En principio, la adaptación televisiva no consiguió un reconocomiento importante. En su primera temporada, sólo pudo alcanzar el número 43 de la clasificación de audiencia en Estado Unidos. Una vez introducidas algunas modificaciones en el planteamiento del telefilme, y habituada ya la audiencia al estilo de la serie, Los Intocables consiguió en su segundo año alcanzar su cota más alta de popularidad, subiendo hasta el número 8 en la lista de los programas de mayor audiencia.

Al llegar el éxito, también apareció la polémica. Los herederos de Al Capone reclamaron a la ABC un millón de dólares, no por los posibles daños y perjuicios derivados de la negativa imagen que se ofrecía del gánster, sino por el simple derecho de uso de su nombre con fines comerciales. Los funcionarios de prisiones hicieron público un documento de protesta, porque en la serie aparecían como protectores de Capone dentro de la cárcel. Por último, los grupos ítalonorteamericanos también plantearon su queja formal por el hecho de que todos los delincuentes que aparecían se identificaban con nombres de origen italiano. Para solucionar este problema, los productores decidieron incorporar facinerosos procedentes de todas las nacionalidades. Incluso en uno de los episodios, en un rasgo nada exento de humor, apareció un curioso personaje de ascendencia rusa, dedicado al negocio ilegal del alcohol, al que los guionistas bautizaron con el sugerente nombre de Joe Vodka.

Llegada a España

En 1964, una vez que la serie ya había finalizado en Estados Unidos, llegó a España. Televisión Española ofreció la totalidad de los 114 episodios, y llegó a convertirse en una de las producciones preferidas de los telespectadores españoles, llegando a emitirse en algunos de los horarios estelares de la programación, como fuera la noche de los sábados.

En los aspectos técnicos, las diferencias tampoco son comparables. La serie televisiva no disponía de dinero suficiente para adaptar las necesarias secuencias de exteriores con la escenografía exigida de los años treinta. Por este motivo, la mayor parte de las secuencias de tiroteos y persecuciones se rodaba de noche, para de esa manera ocultar los anacronismos.

En el desarrollo de la historia, Los Intocables encabezados por Robert Stack jamás resultaban ni siquiera heridos, por duros que fueran los enfrentamientos armados. Kevin Costner y sus hombres, por el contrario, aparecen en la película más humanizados y, con ello, más vulnerables a las balas de los malhechores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de septiembre de 1987