Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

González propone que los trabajadores participen con sus salarios en la inversión de las empresas

El presidente del Gobierno, Felipe González, propuso ayer, como idea a debatir dentro de un eventual pacto social, la participación de los trabajadores que renuncien a una parte del crecimiento de los salarios "en fondos de inversión que faciliten la capitalización de las empresas". González señaló, durante un almuerzo en Sâo Paulo con empresarios brasileños y españoles, que esta idea sería "una brecha que tienen que protagonizar los empresarios".

"Eso no se hace con leyes, sino con actitudes empresariales que pueden ser quizá más modernas que el momento que estamos viviendo", agregó el presidente del Gobierno, quien se mostró pesimista sobre la posibilidad de conseguir un pacto social, e invitó a los interlocutores sindicales y económicos a un profundo de bate general sobre los objetivos y métodos necesarios para llegar a un acuerdo.La visita de González a Sâo Paulo, el mayor centro industrial y financiero de América Latina, dio a la jornada de ayer un especial contenido económico. González animó al centenar de empresarios brasileños y españoles con los que se reunió a protagonizar el "gran salto" que está seguro experimentarán las relaciones bilaterales tras esta visita.

"Hay que lograr el mayor grado de solidaridad posible con el mayor nivel de competitividad de las industrias", afirmó el jefe del Ejecutivo en el curso del almuerzo. Según Felipe González, las rentas empresariales han crecido más que las de los trabajadores y éstos "no pueden renunciar a su participación en la renta".

" La economía no se puede permitir unos crecimientos desmesurados de unos salarios no compatibles con los objetivos de inflación", añadió el mandatario español. "Por lo tanto, la distribución de la renta habría que buscarla por otras vías, como pueden ser los fondos de inversión", concluyó González.

La sede del Banco Exterior de España acogió al centenar de empresarios que participaron en esta cumbre hispano-brasileña. Varias de las empresas españolas representadas en esta reunión de Sâo Paulo tienen proyectos muy avanzados con Brasil, que, de cristalizar, podrían elevar el volumen de las exportaciones españolas de la actual cifra de 60 millones de dólares a los 150 millones de dólares.

La primera parte de la visita de Felipe González a Sâo Paulo le llevó por la mañana a la Casa de España, donde tuvo un emotivo y multitudinario encuentro con emigrantes en esta ciudad. El presidente del Gobierno regresó a Río de Janeiro a última hora de la noche y hoy dedicará el día a hacer turismo por Río de Janeiro antes de regresar a Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de junio de 1987

Más información

  • El presidente considera que se va a producir un "gran salto" en las relaciones con Brasil