LA 'CRISIS DE LA AVIONETA'

Destitución fulminante del ministro de Defensa y del comandante de la protección aérea soviética.

Agencias

Dos días después del aterrizaje en plena plaza Roja de una avioneta pilotada por el joven alemán occidental Mathias Rust, que desde Finlandia burló todas las defensas aéreas soviéticas, el ministro de Defensa de la URSS, el mariscal Serguei Sokolov, de 75 años, ha sido destituido por el Presidium del Soviet Supremo, según anunció ayer oficialmente la agencia Tass al término de una reunión especial de Politburó del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS). Al frente de ese ministerio ha sido nombrado el general Dimitri Yazov, de 63 años, hasta ayer ministro adjunto de Defensa encargado de personal. El comandante en jefe de la defensa aérea soviética, el mariscal Aleksandr Koldunov, fue asimismo relevado de sus funciones por "negligencia y desorganización". De 63 años, asumía desde 1978 las funciones de viceministro de Defensa

Más información

Estas destituciones se produjeron horas después del regreso a Moscú, proveniente de Berlín Este -donde el viernes concluyó la cumbre del Pacto de Varsovia-, del máximo dirigente de la URSS, Mijail Gorbachov, que volvía en compañía del propio Sokolov.Tass informó que la destitución de Sokolov fue decidida por el Presidium, el máximo órgano del Estado soviético. La agencia Tass, citando un comunicado del Politburó, señaló que el mando de la defensa antiaérea había dado muestras de "una intolerable falta de preocupación y de indecisión para parar el vuelo del avión intruso sin recurrir a medios de combate'.El comunicado añadía que la avioneta había sido detectada por los radar soviéticos cuando se acercaba a la frontera del país en vuelo desde Helsinki, y por dos veces se aproximaron a ella dos aviones de combate soviéticos que no lograron hacerla aterrizar.El Politburó señaló que se había producido "una negligencia de primera magnitud de las normas del Ministerio de Defensa soviético". La destitución del ministro se ha tomado "para reforzar el liderazgo de ese ministerio", especificó la nota oficial.Investigación oficial

Las autoridades soviéticas habían abierto el viernes una investigación oficial para saber cómo la pequeña avioneta Cessna 172 del joven piloto de Hamburgo (RFA) voló de Finlandia hasta la plaza Roja de Moscú, donde aterrizó a media tarde del jueves, sorprendiendo al mundo entero y a la propia guardia del Krenilin.La Embajada de la República Federal de Alemania en Moscú señaló ayer que había sido oficialmente informada por los soviético s de que el joven piloto de la RFA estaba bajo custodia y siendo interrogado. "Esperamos poder hablar con él la semana próxima", señaló un portavoz de la embajada, quien añadió que creía que Rust estaba bajo custodia de la policía. Rust podría sufrir severas condenas -hasta 10 años de cárcel- en la URSS por su acción, pero algunos observadores estiman que los dirigentes soviéticos, que están intentando dar una nueva imagen de la URSS, le dejarán en libertad tras una severa reprimenda.La hazaña de Rust era la comidilla ayer en Moscú, aunque la noticia corrió de boca en boca en ausencia de informaciones detalladas en los medios de comunicación, hasta el anuncio de las destituciones. "Es sorprendente", dijo un estudiante soviético, y, reflejando un sentimiento generalizado, añadió: "Cuando lo supe no pude creérmelo. Es un tío valiente, pero me preocupan nuestras defensas".

Pravda, diario oficial del PCUS, sólo reproducía ayer una nota de la agencia Tass del viernes por la noche en la que se decía que el avión había aterrizado en Moscú tras haber violado el espacio aéreo en la república báltica de Estonia.

Algunos testigos presenciales dijeron que una mujer joven acompañaba a Rust cuando aterrizó en la plaza Roja. Ésta es la versión que recogió ayer Rude Pravo, órgano del Partido Comunista de Checoslovaquia. Pero otros testigos dijeron que Rust estaba solo.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Huido a Suecia

Expertos occidentales conside ran que las defensas aéreas soviéticas tendrán que pasar por un gran ajuste tras su segundo fallo en una semana. El pasado miércoles, Roman Svistunov, ex piloto de Aeroflot, voló de Lat vía a Suecia, donde pidió asilo, en un avión ligero Antonov 2 de esta compañía. La Prensa sovié tica anunció ayer que se ha abierto una investigación oficial.Cien guardias soviéticos de frontera fueron detenidos el jueves, día del aterrizaje de Rust y de la fiesta nacional de este cuerpo, en el parque Gorki de Moscú, borrachos, según infor mó ayer el diario Moskovskaya Pravda, que añade que se com portaron de un modo indecente tras celebrar su fiesta nacional con vodka.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 30 de mayo de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50