FERIA DE SAN ISIDRO

Los rejoneadores se sienten discriminados

El rejoneador Antonio Ignacio Vargas, que hoy actúa en Las Ventas junto a Rafael Peralta, Manuel Vidrié y Ginés Cartagena, afirma sentirse discriminado por los empresarios.Esto es general", señala, "no solamente mi caso, porque nosotros llenamos siempre las plazas y cobramos mucho menos que los toreros de a pie, con lo cual somos un chollo para los organizadores".

Vargas acusa, sin dar nombres, tanto a empresarios como a informadores: "Existen fuertes intereses creados por parte de algunos empresarios y periodistas taurinos para que la situación no cambie. Además, nosotros lo hablamos en ocasiones, pero nos resignamos".

El rejoneador sevillano afirma encontrarse cuajado y en el mejor momento de su carrera, por lo que alberga grandes esperanzas de triunfo para esta tarde. "He logrado entender al público de Madrid", añade, "que es exquisito y sabe valorar con ecuanimidad lo que ocurre en el ruedo".

Estas declaraciones de Vargas son apoyadas por su compañero Curro Bedoya, que hará el paseíllo en la feria el próximo día 30: "Los empresarios hacen el gran negocio con nosotros. cobramos muy poco y en cambio el público suele agotar las localidades cuando nos anuncian".

Añade que aunque toreó 38 tardes en 1986 no obtuvo dinero suficiente para mantener su cuadra de caballos, por lo que vive gracias a otros ingresos.

Bedoya tampoco cree que el problema tenga solución por el momento debido a la falta de unión entre sus compañeros: "Hay algunos que son capaces hasta de torear sin cobrar. Así no vamos a ninguna parte".

El benidormí Ginés . Cartagena, de 18 años, ya toreó en Las Ventas el pasado 19 de marzo, dando la vuelta al ruedo tras insistente petición de oreja de una parte de los espectadores, impresionados por su monta espectacular.

"Creo que aquella actuación", dice, "me ha valido para entrar en los carteles de San Isidro y con las figuras de esta especialidad".

Cartagena desmiente la imagen de millonarios que el público posee de los rejoneadores: "Conmigo no sucede eso, al contrario, entre mi padre, que es tratante de caballos, y yo, hemos tenido que hacer la doma con nuestra propia cuadra porque no disponemos de dinero para comprar caballos de rejoneo. De ahí mi espectacularidad y mi forma distinta de interpretar este arte".

Cartagena contará con un numeroso apoyo de paisanos, que han fletado varios autobuses para asistir a la corrida de hoy en Las Ventas. .

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 15 de mayo de 1987.