Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIA DE SAN ISIDRO

Toreros artistas en el cartel inaugural

,Tres toreros de los considerados artistas hacen el paseíllo esta tarde en la corrida inaugural de la feria de San Isidro. Curro Vázquez, Pepín Jiménez y Joselito, que lidiarán toros de Peñajara, gozan de los favores del público madrileño gracias a anteriores triunfos en esta plaza.

Joselito afirmó el año pasado antes de su primera corrida del ciclo isidril que iba a acabar, por esa tarde, con sus compañeros de entonces, Curro Romero y Paco Ojeda. Ahora se muestra más comedido: "Me conformo con que al acabar el festejo sólo se hable de mí". El diestro anuncia que estará en plan valiente toda la tarde, pero sin olvidar su estilo clásico y de arte.

Pepín Jiménez asegura que su responsabilidad aumenta en Madrid más del doble con respecto a otras plazas. "Aquí te juegas la temporada dice, "como me ha ocurrido a mí en 1985 y 1986, cuando mis triunfos me valieron para contratar muchas otras corridas". Se queja de la mala suerte con los toros que ha lidiado este año en sus dos actuaciones en Las Ventas y espera que los de Peñajara embistan y pueda demostrar su toreo, "que me consta", afirma, "tanto gusta en Madrid".

Curro Vázquez, cree que se le ha hecho justicia al torear tres tardes en la feria: "Ahora debo dar la talla las tres para justificarme y que aumente mi cotización". A Vázquez le gusta alternar con sus compañeros de esta tarde por ser de su mismo corte: "Es un cartel muy bonito y si los toros responden podemos abrir la feria con un sonoro triunfo".

5.000 entradas disponibles

La expectación que ha producido la feria es enorme. La empresa, segun su portavoz, tuvo que suspender la venta de abonos al llegar a la cifra de 19.000. Por tanto, deben quedar en taquilla 5.000 entradas para cada corrida, aunque esto es en teoría, pues en la práctica ya han comenzado a actuar los reventas profesionales. Éstos ofrecen localidades a escasos metros de las taquillas oficiales, a pesar de que la Comunidad de Madrid, en nota de prensa, manifiesta que ha tomado medidas para evitar la reventa. Consisten en control de taquillaje y contrasellado de las entradas que se destinan a la reventa autorizada del 20% y ha solicitado de la delegada del Gobierno "que se agudice la presencia policial en los aledaños de las taquillas".

La empresa ha comunicado a los abonados que si quieren continuar con el abono en la feria de San Isidro de 1988 deberán renovarlo en la próxima feria de otoño. Esta decisión unilateral y sin precedentes en Madrid ha dado lugar a fuertes protestas de los aficionados, que la consideran un abuso.

Por otra parte, en estos días coinciden también las ferias taurinas de Jerez y Talavera de la Reina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de mayo de 1987