Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Termina el rodaje de la primera comedia vasca producida por jóvenes

El rodaje de la primera película vasca con la estructura de una comedia terminó el miércoles en una fábrica abandonada de Amorebieta, en los alrededores de Bilbao. La película se llamará Mi novia está loca, y cuenta con un equipo de producción juvenil.

El rodaje de la película ha congregado a buena parte de los jóvenes actores españoles (Antonio Resines, Guillermo Montes¡nos, Marisa Paredes, Ana Gracia y otros), junto a algunos veteranos, como Germán Cobos. El director de la cinta tiene 24 años, y el productor, 25. Los que participan en el filme participaron también en su financiación.

La película es presentada por sus autores como la primera comedia vasca, y ha sido rodada en escenarios construidos por la joven productora dentro de una fábrica abandonada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de febrero de 1987