Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRENSA

Tres grupos europeos se disputan el mercado español de las revistas especializadas

, Dos grupos alemanes y uno francés se disputan en estos momentos el mercado de las revistas de televisión, de entretenimiento, de ordenadores y las dedicadas al mundo del motor. Otros grupos extranjeros se encuentran en negociaciones para participar en empresas de Prensa diaria. Los grupos editoriales Bertelsmann, Bauer o Hachette, gigantes internacionales en el mundo de la edición, comienzan a ser más que conocidos en el mundo de la Prensa española. Poseen ya negocios rentables y practican un nuevo estilo de periodismo.

La desaparición de las barreras para la inversión de capitales extranjeros, impuestas por la ley de Prensa e Imprenta de 1966, y entrada formal de España en el Mercado Común ha provocado una invasión de dinero y de estilo de hacer de empresas periodísticas europeas.La única empresa editorial extranjera que tuvo el privilegio de operar durante el franquismo por concesión explícita del anterior jefe de Estado, fue Selecciones del Reader's Digest, que llegó a tirar 450.000 ejemplares en España. La etapa democrática y de cambio social no sentó bien a esta publicación, que tuvo que cerrar hace tres años.

Lord Thomson, antiguo dueño del grupo The Times, ensayó en la transición la edición de una cadena de revistas especializadas de contenidos médicos o referidos a actividades industriales, que fracasó a los pocos años. No corrieron mejor suerte publicaciones como Nueva y Amiga revistas dirigida al mercado femenino. con información práctica, editadas por el grupo italiano Mondadori. Después comenzaron a llegar los alemanes y los franceses.

Desde julio de 1982, en que se promulgó la ley de inversiones extranjeras en empresas editoriales, y sobre todo desde que apareció en 1986 el reglamento que la desarrolla, las empresas extranjeras pueden invertir sin trabas en cualquier empresa periodística española excepto en radio y televisión, que se consideran sectores especiales.

Si la participación extranjera sobrepasa el 50%. del capital, entonces las empresas interesadas deben someterse a un régimen de verificación, es decir, comunican estas inversiones -a la Dirección General de Transacciones Exteriores del Ministerio de Industria. Si la Administración no ha contestado en los 30 días hábiles una vez formalizada la petición entonces queda legalizada automáticamente la inversión. Hasta ahora, según comenta Cristina Alcaide, subdirectora de Inversiones Exteriores, no se ha denegado ninguna petición.

Al amparo de esta legislación ha podido conseguir una avance espectacular, por ejemplo, Gruner und Jahi- (G+J), propietario de editorial Orbe. Este grupo, dirigido en España por Carsten Moser, edita las revistas Mía, Dunia (con el suplemento trimestral Hombres), Ser Padres (con el suplemento trimestral Comer en Familia), Muy Interesante, Natura y Geo. Al frente del equipo redaccional han llamado al periodista español Manuel Velasco, después de que el anterior, director, Juan Caño, se pasara a otro grupo alemán, el Bauer, que acaba de instalarse en España.

En conjunto, estas publicaciones sobre temas femeninos, prácticos, de ciencia y de reportajes alcanzan una tirada mensual de dos millones y medio de ejemplares y operan con un volumen de negocios de 3.000 millones de pesetas procedentes de las ventas brutas. G+J posee un edificio propio en el paseo de la Castellana de Madrid y da trabajo a 180 empleados en plantilla.

G+J, editora de la revista Stern (casi dos millones de ejemplares) y de otras 24 publicaciones, se sitúa en el campo de dominio absoluto de la multinacional Bertelsmann, que desde su sede central de Hamburgo se ha convertido probablemente en la mayor empresa de comunicaciones del mundo. En España Bertelsinan domina además las editoriales Plaza y Janes y Círculo de Lectores, las plantas de impresión Printer y Eurohueco y la firma de discos Ariola.

Ediciones Bauer es otra de las empresas alemanas que acaba de entrar en el mercado español de las revistas con el reciente lanzamiento de TV Plus, una revista práctica que hace de la información de televisión el eje de su contenido. La aparición de esta revista con una nueva fórmula importada de la República Federal de Alemania, donde esta empresa edita 24 revistas (20 millones de tirada en su conjunto), ha provocado en el mercado español una auténtica guerra de revistas de televisión.

La empresa, dirigida en España por Reinhard Feder, ha hecho una primera inversión de 500 millones de pesetas y ha llamado para dirigir sus publicaciones al periodista Juan Caño, que trabajaba hasta el verano pasado, junto con Feder, en G+J.

De momento, la que continúa aprovechándose de la fiebre de compra de revistas de televisión es la empresa francesa Hachette, que domina el 75% del capital de Ediciones Universales, editora de Teleprograma (TP), Futuro Empresarial y Elle. Hachette, que se había introducido en el mundo editorial español por medio de la Sociedad General Española de Librería (SGEL), aprovechó la liberalización de las inversiones para adquirir TP (800.000 ejemplares) y editar la revista Elle en español. En Francia la constelación Hachette-Fillipacchi se ha constituido en una de las industrias más boyantes de la comunicación, especialmente en el mundo audiovisual.

Otra empresa alemana, Vereinigten Motor Verlag, de Stutgart, especializada en revistas del motor, ha penetrado en la distribuidora Motor Press Internacional, en la que participa casi con un 52%. Esta distribuidora se encarga de repartir las publicaciones editadas por Luike Editor S.A.: Autopista, Automecánica, Avion Revue, Motoverde, Motociclismo, Automóvil y Motor Clásico. Enrique Hernández, presidente director general de Luike, afirma que la totalidad del capital de la empresa que él preside es español. En el campo de las revistas especializadas se ha asentado también la multinacional holandesa VNU, que participa en un 50% de la empresa Publiinformática, editora de El Periódico Informático, Ordenador Popular, PC Magazine, ZX, MSX Magazine, Conmodore Magazine y Network.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de febrero de 1987