Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barceló y Miquel Navarro reciben los premios nacionales de Artes Plásticas

El pintor Miquel Barceló (Felanitx, Mallorca, 1957) y el escultor Miquel Navarro (Mislata, Valencia, 1945) obtuvieron ayer los premios nacionales de Artes Plásticas que otorga el Ministerio de Cultura. Cada artista recibirá 2,5 millones de pesetas. El jurado valoró el cambio generacional que se ha venido produciendo en estos últimos años en el arte español, y que Barceló, y Navarro han contribuido a afianzar

La concesión de los Premios Nacionales de Artes Plásticas a Miquel Barceló y Miquel Navarro desplaza la orientación del galardón hacia los valores jóvenes, probablemente por ser éstos a los que más beneficia la ayuda económica, el apoyo moral y el prestigio social del premio, correspondiendo las Medallas de Oro de Bellas Artes, por su parte, a las figuras consagradas de edad madura. Esta orientación, que ya comenzó a diseñarse en la pasada edición con el Premio concedido a Guillermo Pérez Villalta, parece ahora subrayarse aún más, lo que, en principio, si se sabe mantener con coherencia, puede considerarse como un criterio razonable.Sentadas estas premisas, hay que decir que cualquiera de los dos premiados, a pesar de la edad, no son, en absoluto, unos desconocidos, incluso fuera de nuestras fronteras. En el caso de Barceló, que realizó sus primeros estudios artísticos en la Barcelona de los años setenta y que saltó a la fama con motivo de ser seleccionado en la Séptima Documenta de Kassel, de 1982, siendo el único artista español allí presente, se puede decir que es hoy uno de las figuras artísticas jóvenes más cotizadas en el mercado internacional. Expone regularmente con los mejores galeristas europeos y, americanos, y ha estado presente en algunas de las principales muestras internacionales de la década de los ochenta, como la que se celebró en conmemoración de la reapertura del Museo de Arte Moderno de Nueva York, la Bienal de París de 1985, Terremoto, de Nápoles, etcétera.

Pintor de los ochenta

Se trata de un pintor típico de los ochenta, que mezcla los procedimientos figurativos y abstractos con plena libertad, que está lleno de referencias al pasado histórico del arte y que posee una fuerte impregnación literaria. En cierto momento, resultó muy caracteristico en Barceló el uso de la materia, así como la peculiar atmósfera, densa y misteriosa, de sus cuadros, reforzada por una iconología muy romántica. En 1985, una gran muestra individual de Barceló recorrió varios museos europeos y americanos, muestra que pudo verse en el Palacio Velázquez de Madrid, donde obtuvo un resonante éxito. Miquel Navarro es un escultor, formado en Valencia, que se dio a conocer en la pasada década con unos sugestivos montajes de ciudades imaginarias, realizadas inicialmente con material cerámico. Fue seleccionado en la Bienal de Jóvenes de París y en la muestra de New Images from Spain, que organizó el Museo Guggenheim, de Nueva York, el año 1980, y fue, asimismo, uno de los representantes del pabellón español en la Bienal de Venecia de este año, sin lugar a dudasuno de los pabellones que más éxito han obtenido entre los que ha montado nuestro país durante los últimos tiempos. Miquel Navarro es un gran escenógrafo, que no pierde jamás el valor artístico singular de cada una de las piezas que conforman sus fantásticas construcciones, llenas de referencias al constructivismoy a otros momentos característicos del arte de nuestra época y de la del pasado. Es, en suma, un ecléctico, muy en el espíritu (le nuestra década, aunque conservando en su caso un cierto distanciamiento analítico, propio de quien le tocó vivir la disciplina de la vanguardia radical de los años setenta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de diciembre de 1986