La presencia de la Reina en Washington centra la atención sobre Gioya y España

La presencia de la reina Sofía en Washington ha conseguido convertir la semana española de Goya en el centro de atracción cultural de Washington, e incluso desplazar por unos días la primacía de Nueva York en este terreno. La Reina asistió anoche al estreno de la ópera Goya y ofrecerá hoy una recepción en la Embajada de España.

El pasado viernes, en la inauguración de una exposición de pintura de Goya en la National Gallery, presidida también por doña Sofía, la presencia de los dos hombres más influyentes del Gabinete de Reagan, el secretario de Estado, George Shultz, y el de Defensa, Caspar Weinberger, marcaron la importancia que la Administración norteamericana ha dado a la visita de la Reina, pese a su carácter privado.La Reina asistió anoche a las ocho, hora local (las dos de la madrugada en Madrid), al estreno mundial de la ópera Goya, con Plácido Domingo como figura estelar. Desde hace más de un mes. no era posible conseguir la entrada para el acontecimiento pese a que el precio era de 100 dólares, casi 14.000 pesetas. Tras la representación estaba revista una cena en la propia Ópera de Washington. Los afortunados que conseguieron localidad e invitación para la cena desembolsaron 300 dólares (algo más de 40.000 pesetas).

La exposición de obras de Goya en la National Gallery concentró a una selección de público, sobre todo del ámbito cultural, entre los que se encontraban Plácido Domingo, el músico Rostropóvich, la viuda de Pablo Casals, congresistas y senadores.

La National Gallery, al cursar las invitaciones para el acto, advirtió en una nota que a doña Sofía debía tratársela, en un primer saludo, como "su majestad", para después llamarla "señora". Advertía también a los ciudadanos que bastaba con estrecharle la mano. Esta recomendación se justifica porque cualquier tipo de reverencia está especialmente mal considera da en EE UU. El propio director de la National Gallery, J. Carter Brown, fue muy criticado hace algún tiempo porque en público hizo una reverencia a un miembro de la familia real inglesa.

La representación de la ópera ha despertado especial interés porque la Prensa ha explicado con detalle el contenido de la obra. La figura de la duquesa de Alba y el entorno real que compone el entramado despiertan enorme interés entre el público aficionado a la ópera.La reina Sofía ofrece hoy una recepción en la Embajada de España en Washington. El lunes mantendrá en la Casa Blanca una entrevista con Naney Reagan, esposa del presidente de EE UU, y dará así por concluida su estancia en Washington, desde donde se trasladará a Nueva York, en visita que fuentes de la Casa Real insisten en calificar como estrictamente privada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 15 de noviembre de 1986.

Se adhiere a los criterios de