Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Encuentros de 'rock' latinoamericano en Madrid

Nueve solistas o grupos latinoamericanos actuarán en los tres últimos días del mes en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, en un intento de "reafirmar la existencia de un rock en castellano y portugués", según palabras del músico y productor chileno Carlos Narea, quien se encarga de la dirección artística del Primer Encuentro Iberoamericano de Rock. Además, se organizarán varias conferencias que reunirán a artistas, autores, organizadores de conciertos, representantes de la industria discográfica y periodistas musicales.La idea de estos encuentros partió del cantante granadino Miguel Ríos, que en varios viajes junto a su productor asiduo, Carlos Narea, pudo comprobar cómo los fenómenos rockeros de los distintos países latinoamericanos se ignoran entre sí. "Como consecuencia, la cultura del rock, el mercado si se quiere", afirma Narea, "queda muy reducido, y en algunas zonas incluso se paraliza totalmente".

"Así", añade, "el rock argentino, que goza de una gran tradición, propende a una expansión de sus artistas que parece difícil tal y como están las cosas. Y en México, el rock, siempre condicionado a las emisoras, que sólo lo emiten en inglés, se frenó hasta este mismo año, en el que bandas como Kenny and The Electrics se llama ahora Kenny y Los Eléctricos. Y es que en muchos sitios el rock aún se considera marginal e incluso se llega a prohibir conciertos".

El criterio para la selección de los artistas de este primer festival ha tendido a concentrar cuantos estilos y sonidos surgen en los diferentes países, siempre con la limitación del número: rock de cantantes-compositores, pop, rock duro y lo que se puede definir como rock étnico, relativo a cada una de las culturas. Éste es el caso de Fito Páez, que abraza el tango, o de El último de la Fila, cuyo cantante, Manolo García, modula con recursos flamencos.

Entre actuación y actuación se ofrecerán, sobre una pantalla que cubrirá el escenario, unos videoinformes que reflejarán brevemente la situación de los que hacen rock en cada país.

Así se han distribuido las tres jornadas de conciertos: el 28 de noviembre actuarán Aparato Raro, un cuarteto chileno de pop con sintetizadores; Os Paralamas do Sucesso, trío brasileño millonario en ventas de discos desde su actuación en Rock in Rio, y Miguel Ríos, que en su último elepé, El año del cometa, ha incluido un tema llamado Latinoamérica.

El 29 de noviembre participarán Sentimiento Muerto -quinteto venezolano de pop-rock que proclama que el amor ya no existe, que hay que hacerlo-, El Último de la Fila y el argentino Charlie García, el cantautor que es más conocido en el resto de los países de Latinoamérica, que se acompañará del joven Fito Páez, defensor de un rock propio. Por último, el 30 de noviembre actuarán El Tri, quinteto mexicano de rock urbano, y La Torre, seis argentinos con la cantante Patricia Sosa, que ya estuvieron en España en gira con Barón Rojo y Rosendo.

Una entrada para un día costará 500 pesetas, pero se podrá adquirir un bono de 1.000 pesetas, impersonal y transferible, valedero para el ciclo completo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de noviembre de 1986