Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FINAL DE UN SECUESTRO

Un grupo especial de la policía autónoma libera a Aguinagalde en una cueva tras 18 días de cautiverio

Un grupo de la futura brigada criminal de la Ertzantza, integrado por seis personas al mando de Genaro García de Andoáin, delegado para asuntos policiales de la policía autonómica vasca, liberó ayer, en torno a las tres de la tarde, en una cueva camuflada y ubicada en las estribaciones del monte Gorbea, en las inmediaciones del puerto de Barázar, a Lucio Aguinagalde Aizpurúa, militante del PNV secuestrado por ETA hace 18 días. En la acción resultó muerto por disparos de metralleta García de Andoáin, de 64 años, fueron detenidos dos terroristas de los tres que vigilaban al secuestrado. El tercero de los secuestradores, presuntamente el que mató al policía, huyó al parecer, herido. Es la quinta vez que un secuestrado por ETA es rescatado por la policía.

Eli Galdos, viceconsejero de Interior del Gobierno vasco, afirmó ayer, en una conferencia de prensa en la que se dieron a conocer los datos de la operación que la citáda brigada de la Ertzantza estaba realizando una operación de investigación por propia iniciativa, sin que hubiera recibido antes comunicación alguna.La policía autonómica había percibido el sábado por la tarde que una de- las cuevas ubicadas en la estribaciortes del Gorbea ' a una treintena de kilómetros de la capital alavesa, y que al parecer estaba cmiceptuada corno una posible "cárcel del pueblo" -denominación empleada por ETA-, había desaparecido.

Ayer por la mañana, la Ertzantza coritinuó sus investigaciones en la zona, y poco antes de las, tres de la tarde encontró a una persona sospechosa. El joven indicó que estaba cogiendo setas, pero la policía percibió que portaba un arma, por lo que le detuvo

Entrada taponada

Posteriormente, y siguiendo pistas facilitadas por el detenido, los miembros de la brigada cercaron la cueva, que el día anterior tenía la entrada taponada por una piedra, y conminaron por varias veces a los secuestradores a salir del interior, indicando, a voces que se trataba de la policía autonómica vasca. En ese momento, según el relato oficial, salieron de la cueva (los jóvenes, uno armado con urja metralleta y otro con una pistolla, -y dispararon contra los ertzainas. En la refriega resultó herido de muerte el jefe de la brigada, Genaro García de Andoáin, un civil que se encontraba al mando del citado embrión de brigada policial, y alcanzado por cinco impactos de bala uno de los secuestradores. El otro, el que presuntamente mató al jefe policial, huyó al monte, donde anoche proseguía su búsqueda. Es probable que el etarra esté herido.

De paisano

Los ertzainas que participaron en la acción vestían de paisano y no contaban con la protección de chalecos antibalas. Ninguno de estos policías participó en un curso de formación que se desa rrolló hace varios meses en la Academia de la Policía Nacional de Ávila.

Genaro Garcia de Andoáin la persona que manda.ba la patrulla policial, acostumbraba a acompañar a sus hombres cuando preveía alguna acción peligrosa, según afirmaron fuentes oficiales del Gobierno vasco. Actualmente contaba con 64 años de edad, era afiliado al PNV y cargo de confianza del departamento de Interior del Ejecutivo autónomo, pero no se hallaba integrado orgánicamente en la Ertzantza. García de Andoáin se afilió como voluntario en los gudaris (soldados vascos) cuando contaba con 17 años de edad, tras la guerra civil pasó varios años en las cárceles por su ideología nacionalista.

El fallecido era amigo personal de los responsables del departamento de Interior. Eli Galdos apuntó anoche, visiblemente afectado, que se trataba de "un patriota". "Era el mejor amigo que he tenido en mi vida", concluyó el viceconsejero de Interior.

Las personas detenidas en la acción de la policía autónoma vasca fueron dos. La propia Ertzantza está realizando las labores de interrogatorio, según indicó la consejería de Interior, que precisó que a ninguno de los dos etarras se les había aplicado la legislación antiterrorista.

Los detenidos son José María Gabilondo Agote, nacido en 1964 en la provincia de Guipúzcoa. Conocido como Txispas, es hermano de un activista de ETA que murió en Orio (Guipúzcoa) en julio de 1980 en un enfrentamiento con la Guardia Civil en el que también perecieron dos miembros del cuerpo de seguridad. Formaba parte, según el Gobierno vasco, del comando legal de ETA Azketa desde el año 1981, había estado implicado en varios actos terroristas y fue detenido en Francia en 1984. Anoche permanecía ingresado en un hospital de Vitoria con cinco impactos de bala, que según el parte médico no interesaban ningún órgano vital.

El otro detenido, identificado Como Francisco Antonio Cabello Pérez, nacido en 1964, es oriundo de la provincia de Huesca, y en la actualidad estaba integrado en el comando Árava. Formó parte, según la información oficial, del grupo que asesinó recientemente al coronel Picatoste en la localisdad alavesa de Villarreal y a un teniente de la guairdía civil en Arechabaleta. Respondía al alias de Patxi.

Enrique Gárate Garlarza esel nombre del miembro del comando que mantenía secuestrado a Lucio Aguinagalde, y que consíguió huir en el transcurso del enfrentamiento. Gárate es presuntamente el autor de la muerte de Genaro García Andoáin.

El Ejecutivo autónomo se mostró satisfecho por la li beración de Lucio Aguinagalde, aunque pesaroso por la muerte del jefe de la brigada, y a través de Eli Galdós en una valoración política sobre la intervención de la Ertzantza como protagonista de la operación, subrayó: "Hemos cumplido con nuestro deber". Galdos añadió que ya en otras dos ocasiones, que no quiso precisar, la Ertzantza había estado "a media hora" de resolver otras dos operaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de noviembre de 1986

Más información

  • El director de la Ertzantza murió en el asalto, dos 'etarras' fuerón detenidos y un tercero huyó herido